El futbolista que quiere escribir las crónicas desde dentro

Pedro Vázquez compagina el fútbol profesional con la carrera de Periodismo


pontevedra / la voz

Pedro Vázquez lleva varias semanas entre apuntes y entrenamientos. Como futbolista profesional en un equipo de Segunda B tiene que estar al máximo nivel de exigencia, pero como estudiante de Periodismo necesita darle impulso a una carrera de la que le quedan ocho asignaturas pendientes. Recién acabados los exámenes no espera muchas sorpresas, si acaso la que le pueda dar la nota de Derecho de la información, una materia que se le está atragantando este cuatrimestre. «Metí un poco de triples en la prueba tipo test», reconoce con humor el extremo derecho del Pontevedra, único estudiante universitario de la plantilla. El otro es Álex González, que ya terminó su titulación de ingeniero en recursos energéticos.

Hace unos años se planteó que después del fútbol tenía que empezar otra vida. Al igual que el trabajador que se reinventa, Pedro Vázquez sabe que el deporte profesional no es eterno y necesita un plan B. «Si fuera Cristiano Ronaldo no tendría ocho asignaturas pendientes, serían veinte», bromea sobre los salarios y estudios de los jugadores de Primera División y los suyos. «Había pensado en estudiar Ciencias de la Actividad Física y del Deporte o Magisterio, pero al final opté por Periodismo», explica Vázquez que hace seis años se matriculó en la Universidad a distancia de Madrid. «No es que me esté costando, pero cojo pocas asignaturas cada año», comenta. En el último mes ha tenido que pedir permiso al club para acudir a algún examen o tutoría. Tanto el cuerpo técnico como al dirección deportiva no han mostrado ninguna objeción a esto. Es el único jugador del Pontevedra B que compagina este año estudios universitarios y entrenamientos.

En el futuro quiere escribir las crónicas desde dentro. En menos de seis meses tendrá que empezar las prácticas, pero el titular que le gustaría escribir de esta temporada sería «¡qué no pare la fiesta!», después de haberse colado en un play off cada vez más complicado, pero por ahora tiene que conformarse con: «Una temporada irregular». Los buenos partidos no han traído buenos resultados ante equipos duros y ante otros más asequibles no han logrado imponerse.

Año irregular

En el plano deportivo también ha tenido una trayectoria irregular alternando la titularidad con la suplencia. Ha jugado cerca de 1.098 minutos en 22 partidos. El jugador reconoce que «no estoy a mi nivel, pero espero que en los próximo partidos pueda alcanzarlo». Centrado en el terreno de juego y en los estudios, Pedro Vázquez regresa de semanas duras en las que ha tenido que compaginar el balón con los estudios, incluso en los desplazamientos. Pero como dice el refrán, el que algo quiere, algo le cuesta. Él no sabría elegir. No echa mucho de menos la vida universitaria. Cree que no tendría derecho a hacerlo, ya que tiene la posibilidad de hacer lo que más le gusta. «A todos nos queda la pena de vivir sin responsabilidad, pero es peor el estudiante que quiere jugar al fútbol y no tiene esa oportunidad», confiesa el granate Pedro Vázquez.

Hijo de médico y de bióloga tampoco ha tenido en casa la presión de estudiar. «En mi familia podíamos hacer lo que nos gustase», comenta. Y ahí no había dudas. Para él el fútbol es «una enfermedad» de la que se contagió cuando era pequeño. Pensó antes en ser futbolista que periodista, pero con la edad se va acercando más a escribir una crónica que a protagonizarla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El futbolista que quiere escribir las crónicas desde dentro