Goyo Revenga: «Ciudadanos ha de servir a las personas, no a las guerras entre azules y rojos»

El concejal pontevedrés tiene diez días para presentar alegaciones al expediente que le abrió su partido por apoyar el presupuesto del bipartito


Pontevedra La Voz

El concejal pontevedrés Goyo Revenga se despertó este sábado sin ser militante de Ciudadanos. La formación política a la que representa en el pleno le abrió un expediente disciplinario y le suspendió cautelarmente de militancia después de que en el pleno del viernes Revenga confirmara lo que había adelantado el martes: su voto a favor de los presupuestos municipales que presentaba el gobierno bipartito BNG-PSOE

Tras serle comunicada la apertura del expediente y la suspensión de militancia, Revenga señaló que «Ciudadanos nació como un proyecto liberal y de centro, para servir a los intereses y necesidades de las personas, no de las guerras entre azules y rojos, y ahí estoy yo». El concejal justifica su voto favorable a los presupuestos: «Estoy seguro de que los pontevedreses que nos votaron lo hicieron para que empleásemos nuestra poca o mucha capacidad de influencia en mejorar su ciudad, y eso hemos hecho». Recordó que gracias a su acuerdo con el bipartito, que aceptó cuatro de las enmiendas de Ciudadanos a los presupuestos, los pontevedreses «hoy tienen medio millón de euros más en los presupuestos para mejorar los parques donde juegan nuestras niñas y niños;  los miles de vecinos y vecinas que practican deporte en las instalaciones municipales podrán hacerlo de forma más segura, con nuevos desfibriladores, y los usuarios y trabajadores de la Unidad de Conductas Adictivas y sus familias serán atendidos en unas instalaciones dignas».

En una reflexión difundida a los medios, el concejal pontevedrés considera que «igual algunos verían más rentable sumarse al no a todo pero, entre las estrategias de despacho y las personas, yo y Ciudadanos de Pontevedra, elegiremos siempre a las personas».

Una vez que la comisión de régimen disciplinario de Ciudadanos comunicó la apertura dee expediente, Goyo Revenga tiene diez días para formular alegaciones al mismo, algo que fuentes e su entorno confirmaron que hará.

Si llegado el caso el expediente concluyese con su expulsión, eso no tiene por qué significar que Revenga abandone la corporación ya que el acta de concejal es suya, no del partido. Podría seguir como concejal no adscrito, una opción por la que en su día optó María Biempica tras romper la disciplina de voto de su partido y abandonar el PP.

En el caso de que Revenga optara por dimitir como concejal, sí correría la lista de Ciudadanos. Pero ahí la formación naranja tendría un problema, ya que las números 2 y 3 de la lista presentada a las municipales son María Rey y Marga Soliño, que se dieron de baja como militantes inmediatamente después de las elecciones y posteriormente se unieron al proyecto político encabezado por Pachi Vázquez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Goyo Revenga: «Ciudadanos ha de servir a las personas, no a las guerras entre azules y rojos»