Muerte de un ladrón famoso (a su pesar)

PONTEVEDRA CIUDAD

El autor del robo de la Cámara Santa, antes de entrar al juicio en Oviedo, en el año 1978
El autor del robo de la Cámara Santa, antes de entrar al juicio en Oviedo, en el año 1978

Crónica negra del autor del robo de las joyas de la Catedral de Oviedo, que salió pocas veces de la cárcel y murió preso en 2012

10 feb 2020 . Actualizado a las 09:12 h.

«Pido perdón a los asturianos porque no sabía lo que hacía, pero no comprendo por qué a mí me piden 30 años de cárcel por haber robado aquí y en Zamora, cuando los implicados en Matesa y en tantos otros casos están en libertad.» Fue la declaración final del gallego José Domínguez Saavedra en el juicio por el robo, el 9 de agosto de 1977, de las reliquias de la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo. Domínguez pasará prácticamente su vida en prisión, donde morirá en 2012.

Domínguez, natural de Poio (Pontevedra) tiene apenas 19 años pero ya ha pasado en varias ocasiones por reformatorio y cárcel, y ahora se enfrenta a una pena casi tan larga como su propia vida: 18 años de cárcel pide el fiscal. Antonio Masip, entonces un abogado de 31 años y que años más tarde será consejero y alcalde de Oviedo, asume la defensa.

El fiscal justifica como agravantes del delito la nocturnidad, la doble reincidencia y el lugar del acto por estar dedicado al culto. En este último punto, recuerda Antonio Masip, su defensa consiguió anular el agravante dado que la Cámara Santa no se usaba en realidad para culto y además se cobraba entrada, por lo que podía considerarse un museo. De poco sirvió.