«Me crie en el Pontevedra y son los colores que siempre sentí»

Adrián Cruz, que también jugó en el Racing de Ferrol y Oursense, se recupera de una lesión y se pondrá este martes a disposición de Carlos Pouso


pontevedra / la voz

Adrián Cruz pisó este martes el terreno de juego de Pasarón después de nueve años sin hacerlo. La última vez que se vistió de granate fue en la temporada 2010-11. Desde entonces peregrinó por varios equipos teniendo el corazón siempre del mismo color. Durante buena parte de estos años estaba en muchas de las quinielas que se hacían en cada mercado, pero tuvo que ser en este cuando por fin cuajase la operación. «Tenía ganas de venir desde hace tiempo, ahora lo hago perdiendo dinero, pero surgió un interés por mí y quiero echar raíces aquí», comenta el mediocentro procedente del Guijuelo, que recalca que «me crie aquí y siento estos colores, siempre que me preguntan, digo que soy del Pontevedra. Se alargó un poco mi vuelta, pero estoy en un momento bueno y puedo dar mucho».

Buena parte de la responsabilidad de su incorporación es de Carlos Pouso. Fue su entrenador en el Logroñés y según las palabras de Adrián Cruz, encajan a la perfección. «Es un técnico que conoce la categoría y a los jugadores, con una gran capacidad para plasmar lo que va ser el partido. Con él vas a entrenar con una sonrisa», puntualiza Cruz, que reconoce que en su fichaje «Pouso fue determinante». Su contrato lo vincula hasta junio del 2021, pero no está en sus planes buscar un futuro a largo plazo lejos de Pontevedra. Con 32 años cree que aún tiene mucho camino por recorrer vestido de granate. Su primera toma de contacto con el club fue el pasado domingo en el partido contra el Ibiza. Pese al 0-0, asegura que «lo dieron todo, vi a unos jugadores pelear ante uno de los rivales con las plantillas más fuertes de la categoría».

Cruz ha cambiado mucho en esta última década. Se fue de Pontevedra siendo un niño y vuelve ahora con una experiencia que cree que puede ser determinante en el terreno de juego. «Cuando salí, tenía hambre, pero no disponía de muchos minutos y salí cedido», explica. Recuerda esa época con mucho cariño. Antes de partir hacia otro equipo, Adrián Cruz estuvo en el juvenil de último año y dos años más en el filial antes de dar el salto al primer equipo y permanecer en él otros dos más.

Después de unos años lejos de Pontevedra, regresa para aportar entrega y sacrificio. «Intentaré llevar el peso del partido y dar opciones a mis compañeros siempre que sea necesario. Tengo una asignatura pendiente a la hora de hacer goles desde la segunda línea, pero intentaré mejorar», comenta el mediocentro moañés, que espera empezar a incorporarse a la disciplina de Pouso de forma paulatina. Hace tres semanas que tuvo una lesión y todavía está en fase de recuperación. «Este lunes me hicieron un reconocimiento médico para estar seguros y ahora empezaré a meterme con el grupo para intentar estar disponible en una semana», explica Adrián Cruz, que no cree este Pontevedra «tiene mimbres para pelear por estar arriba».

El próximo domingo se medirán al Atlético Baleares y aunque el presupuesto del conjunto insular es muy superior al granate, el jugador defiende el «buen hacer» del equipo en los últimos partidos para mantener entre sus objetivos la zona alta de la tabla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Me crie en el Pontevedra y son los colores que siempre sentí»