Nexia, de constructora destacada «por sus buenas prácticas empresariales» a fiasco

Hasta hace poco, la empresa de Pontevedra que ahora se desmorona destacaba en los informes económicos por ser una «gacela». En solo un año su facturación creció un 70 %

Trabajadores de Nexia en la planta de aglomerado, esperando noticias sobre su empresa
Trabajadores de Nexia en la planta de aglomerado, esperando noticias sobre su empresa

pontevedra / la voz

Del amor al odio hay solo un paso. Pero, a veces, la distancia entre la gloria económica y el fiasco es aún más corta que ese escalón. Ocurrió en la crisis del ladrillo con grandes constructoras. Y, por lo que parece, está pasando ahora con Nexia, la constructora con sede en Marcón. Esta firma, fundada en el 2014 por Pablo Valiñas -hijo de José Luis Valiñas, que ya supo lo que era un pinchazo económico cuando perdió la constructora Sercoysa-, ascendió a los cielos rápido. Basta observar un par de cifras para darse cuenta. En el año 2017, tal y como se refleja en el informe económico Ardán -elaborado por el Consorcio Zona Franca de Vigo en base a datos oficiales- la empresa Nexia declaró unos ingresos de 5,3 millones de euros, una cifra bastante abultada teniendo en cuenta que la compañía no llevaba tantos años en acción. Pero es que solo un ejercicio después, en el 2018, declaró ya unos ingresos de 9,1 millones. Es decir, en doce meses, la facturación subió un 70 %.

Esta noticia es para suscriptores


Comprometidos con el servicio público


Ante la dimensión de la crisis sanitaria, una gran parte de los contenidos asociados al COVID-19 se difunden en abierto para todos nuestros lectores

  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Accede 30 DÍAS GRATIS
Sin compromiso de permanencia

Nexia, de constructora destacada «por sus buenas prácticas empresariales» a fiasco