«La enfermería es una ciencia en la que la investigación es aún incipiente»

El docente Felipe Fernández Méndez, experto en emergencias, cree que estar fuera del campus dificulta la comunicación con otros investigadores


pontevedra / la voz

Felipe Fernández Méndez (Lausana, Suiza, 1982) se graduó en la Escuela Universitaria de Enfermería de Pontevedra y años después se convirtió en profesor de ese centro adscrito a la Universidade de Vigo. Empezó como docente asociado y desde enero del 2019 es profesor titular. Es el primer enfermero profesor doctor cum laude por la USC de la Escuela de la ciudad.

-¿Qué supuso para usted ese doctorado?

-Tras varios años de investigación, esfuerzo y trabajo el hecho de terminar el doctorado es una satisfacción per se. Ser doctor no supone ningún punto de inflexión, simplemente es un aliciente más para seguir trabajando. Enfermería es una ciencia en la que la investigación es todavía incipiente. Desarrollar líneas de investigación dentro de un grupo en la Escuela es uno de los objetivos a corto plazo.

-¿De qué fue su tesis?

-Fue una tesis por compendio de artículos, esto es, un compendio de artículos de investigación publicados en revistas científicas internacionales de impacto en el ámbito sanitario. Exploré diferentes estrategias en la formación y entrenamiento en emergencias. Por un lado, una de las investigaciones evaluó cómo las nuevas tecnologías pueden ayudar a proporcionar rcp por primeros intervinientes. Las otras dos investigaciones evaluaron el uso del sistema de tecnología de seguimiento pupilar (eye tracking) como una herramienta útil para la evaluación de competencias en situaciones de urgencia.

-¿Compagina ahora la enfermería con la docencia?

-Desde el 2010 me dedico en exclusiva a la docencia. Hasta enero del 2019 compaginaba la docencia como asociado en la Universidad con la docencia en mi empresa Docentia Training, especializada en formación sanitaria. Desde hace un año además de la actividad investigadora llevada a cabo en los grupos de investigación Remoss, de la Universidade de Vigo, y Clinursid, de la USC, imparto docencia a tiempo completo en la Escuela de Enfermería de Pontevedra.

-¿Qué materias imparte?

-Soy especialista en el área de urgencias y emergencias, por lo que esa es mi área predilecta. Tengo la suerte de impartir la materia de enfermería de urgencias, emergencias y catástrofes, además de contenidos relacionados con las urgencias en otras materias. Y soy el coordinador de prácticas clínicas del grado en Enfermería en la Escuela.

-La Escuela tiene de las notas de corte más altas, pero está fuera del campus. ¿Cómo es su salud?

-Estar fuera del campus es una limitación pues nos aleja de la comunidad universitaria. En ocasiones es difícil mantener comunicación con otros docentes e investigadores pues al no estar integrados en el campus el contacto es más complejo. Sin embargo, el estar ubicada en el hospital tiene ciertas ventajas pues nos acerca a la realidad sanitaria.

-¿Se puede ser enfermero sin vocación?

-Al igual que el resto de profesiones sanitarias la enfermería precisa una disposición especial. Es una profesión en la que existe un gran contacto con el paciente en momentos que pueden resultar muy duros. Saber que estas situaciones pueden darse a lo largo de la vida profesional es fundamental, por lo que esa inclinación hacia el área sanitaria resulta imprescindible.

-¿Comparte la opinión de que hacen falta más enfermeros en la sanidad pública?

-Hacen falta muchos profesionales de la enfermería. Datos del 2019 indicaban que España tiene un 38 % menos de enfermeros que la media europea. Para alcanzar la media europea España necesitaría 125.000 profesionales más. Para que se haga una idea de lo importante que es mejorar la dotación de profesionales de enfermería en España, en el 2004 se publicó en The Lancet un estudio multicéntrico que abordó la relación entre dotación de las plantillas de enfermería y mortalidad (entre otros aspectos) y se determinó que por cada paciente a mayores en el área de competencia de una sola enfermera la mortalidad de los servicios hospitalarios aumenta un 7 %.

-¿Por qué sigue siendo una profesión con muchas más mujeres que hombres? ¿Se siguen asociando los cuidados a la mujer?

-Teniendo en cuenta que el 60 % de las estudiantes universitarias son mujeres y que en todas las profesiones sanitarias la mayoría de profesionales son mujeres, enfermería sigue este patrón. Bien es cierto que la enfermería es una profesión que ha sido desarrollada tradicionalmente por mujeres, aunque en la actualidad la presencia de figuras masculinas es cada vez más numerosa y como vemos año a año aumenta la proporción de alumnos. El uso de enfermeras como genérico no genera molestia ni malestar, es lo correcto teniendo en cuenta que la mayoría de profesionales lo son.

«La sanidad como sistema puede ser compleja y agresiva hacia los pacientes»

  

Felipe Fernández Méndez defiende el peso de la enfermería como una profesión independiente no supeditada a la médica.

-¿Está reconocida la enfermería en el ámbito sanitario como una profesión independiente?

-La enfermería es una disciplina científica que tiene la capacidad de investigar cuáles son las mejores prácticas, desarrollar líneas de investigación propias, plantear hipótesis y en base a todo esto obtener resultados que nutran el campo de conocimientos de la enfermería. Por todo ello la enfermería es una profesión independiente que se integra dentro de un equipo multidisciplinar.

-Y socialmente, ¿está reconocida?

-Enfermería es una profesión con prestigio y reconocimiento social. Si bien ese reconocimiento se debe fundamentalmente a la prestación de cuidados, es decir, se nos conoce por nuestra actividad asistencial, se nos conoce por el estrecho contacto con el paciente. Otras áreas de la enfermería como la investigación, la docencia... son todavía poco conocidas.

-Soportan la mayoría de las agresiones verbales y físicas al personal sanitario. ¿Por qué van a más y cómo se pueden combatir?

-En los años en los que he desarrollado labor como enfermero asistencial he tenido la suerte de no sufrir ninguna agresión. Se debe entender que una persona entra dentro del sistema sanitario, generalmente por enfermedades y problemas de salud que pueden ser graves. La sanidad como sistema puede ser compleja y en ocasiones agresiva hacia los pacientes. Los pacientes pueden responder a esa agresividad del sistema con quienes están más cerca, siendo por lo tanto los profesionales de enfermería quienes más agresiones recibimos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«La enfermería es una ciencia en la que la investigación es aún incipiente»