Un «benvido forasteiro» recibe a los que entran en Marcón

El enorme cartel invita al resto de pontevedreses a pasarse por esta parrqouia pontevedresa para demostrar que «non somos tan malos»


pontevedra / la voz

En la entrada de la parroquia de Marcón nadie es forastero. La comunidad de montes de San Miguel se ha puesto por bandera reivindicar «as aldeas». Así que un cartel que lleva décadas apostado en mal estado junto al camposanto y la iglesia, recibió hace unos meses una mano de pintura y unos cuantos arreglos para invitar a los que pasen por allí a disfrutar de Marcón y demostrarles con humor que «non somos tan malos». Bajo el lema, «Encrucillada de San Miguel, benvido sexas forasteriro, Marcón agradece a túa visita», los vecinos reciben a los pontevedreses.

Pero, ¿por qué resurge ahora este cartel? Uno de los vecinos de la zona, que cada día acude a cuidar una finca próxima al cementerio denunció que alguien hubiese tirado junto a ese «fermoso» letrero una veintena de buzones que venían de un edificio del centro de la ciudad. «Co trato exquisito e educado que se recibe en Marcón ós de fóra, ¿como se pode facer esto? Os de Marcón cando veñen a Pontevedra cidade acostuman a vir aseados, ben vestidos, educados. Non está ben levar a porcallada para outro sitio», bromea Gonzalo Sancho, vecino de la zona, en un comunicado denunciando los buzones que abandonaron junto al cartel y que 24 horas después fueron retirados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un «benvido forasteiro» recibe a los que entran en Marcón