Cómo ingresar (y gastar) 79,3 millones

La persecución del fraude lleva al Concello a recaudar más pese a congelar las tasas e impuestos


Pontevedra / la voz

Los grupos de la oposición municipal de Pontevedra ya tienen el anteproyecto de presupuesto municipal para el 2020. El gobierno local presentará hoy las cuentas a los sindicatos del Concello, el jueves reunirá a las federaciones vecinales y está convocado también el Consello Económico y Social (CES). Paralelamente, se lleva a cabo la tramitación administrativa del documento, que incluye la elaboración de los informes técnicos y rematará con la aprobación inicial del borrador por parte de la junta de gobierno local. Después se facilitará el expediente completo a los grupos políticos y se abrirá el plazo de enmiendas antes de llevarlo a pleno. Un proceso que culminará, según calcula el concejal de Facenda, Raimundo González Carballo (BNG), en la primera quincena de febrero.

¿A cuánto ascenderá el presupuesto municipal para este año?

La cifra es inamovible: 79.336.000 euros. Durante la tramitación o el debate de las enmiendas se puede cambiar partidas, pero no el balance final, ya que esa es la cantidad que prevé ingresar el Concello. Supone un incremento de, 6,5 % con respecto al presupuesto que se aprobó para el 2019 (76,6 millones) .

¿A qué se debe el incremento de los ingresos previstos?

El documento económico prevé incrementar los ingresos en 2,7 millones de euros para alcanzar esos 79,3 millones. Ese incremento se basa principalmente en tres patas: los fondos Edusi, que supondrán 736.000 euros de ingreso más que en el 2019; las transferencias del Estado, que subirán en 911.000 euros para alcanzar los 19,8 millones; y la recaudación por impuestos directos y tasas, que aumenta en 1,5 millones al pasar de 48,3 a 49,8 millones.

¿Cómo se recauda más por impuestos y tasas si están congelados?

Raimundo González Carballo lo achaca a dos factores: la política de inspección fiscal, revisión de padrones y persecución del fraude emprendida hace años por el Concello y el incremento de la actividad económica. Así, la recaudación prevista por el impuesto de bienes inmuebles (la principal fuente de ingresos de cualquier ayuntamiento) sube en 960.000 euros para situarse en 19,9 millones de euros. Esto es fruto de la actualización que se llevó a cabo, parroquia a parroquia, en estos últimos años.

Por otro lado, se contempla un incremento de 350.000 euros en licencias e impuesto de obras, derivado directamente de la reactivación del sector de la construcción y rehabilitación. En cambio, la previsión de ingresos por tasas municipales sí refleja la congelación: apenas se altera en 70.000 euros por la entrada en vigor de la tasa a las empresas de telefonía móvil, y se mantiene en torno a los 20 millones de euros.

¿Cuáles son los capítulos de gasto más elevados?

Si el Concello ingresará este año 79,3 millones, la previsión de gasto es, obviamente, la misma. La mayor parte de ese dinero se consume en dos capítulos: el gasto corriente (35,4 millones) y el gasto en personal (24,7). Esto supone que el Concello dedicará 7,5 euros de cada 10 a pagar nóminas y a gasto corriente. Hay que recordar que este último es todo aquel gasto que realiza el Concello que no va destinado a pagar al personal, a inversiones o a amortizar deuda. Es decir, el gasto del día a día, desde compra de material hasta servicios municipales, servicios sociales, eventos deportivos, gastos de oficina, de publicidad, actividades de promoción económica...

Por ejemplo, las cuantías más importantes que se recogen en este capítulo son la recogida de basuras y limpieza viaria (6,3 millones), el abastecimiento de agua y saneamiento (6,3 millones), el tratamiento de residuos sólidos (2,2 millones), el consumo eléctrico del alumbrado público (1,8 millones), el Servicio de Axuda no Fogar (1,7 millones), la programación festiva (940.000 euros) o el gasto en el contrato de mantenimiento de zonas verdes (913.000 euros).

¿Cuánto se destina este año a inversiones?

La cuantía total roza los 13 millones, ya que hay que sumar 10,3 de inversiones reales y 2,6 de transferencias de capital, que son principalmente aportaciones municipales a convenios con otras Administraciones (es el caso del Gran Montecelo o la estación de autobuses, para los que se pondrán desde Pontevedra 1,5 y 0,9 millones, respectivamente, o los 98.000 euros del convenio con Acuaes).

¿Y las subvenciones, convenios y organismos autónomos?

Las llamadas «transferencias corrientes» suman en este borrador 4,9 millones., En este capítulo se incluyen 1,4 millones para el Pazo da Cultura y 475.000 euros para Turismo de Pontevedra; y unos 2,6 millones en subvenciones y convenios con diversas entidades.

¿Qué hay de la deuda?

Pontevedra inició el 2020 con el nivel de deuda más bajo en veinte años: 7,9 millones de euros, lo que supone alrededor del 10,7 % de los ingresos corrientes previstos en el borrador de presupuesto (73,4 millones). Es decir, muy lejos del 75 % que es el tope que permite la legislación actual. Se trata de un nivel de endeudamiento prácticamente anecdótico para una Administración pública. El Concello de Pontevedra debe 95 euros por habitante, mientras que la deuda de la Xunta supone 4.300 euros por habitante y la del Estado, 25.400.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Cómo ingresar (y gastar) 79,3 millones