pontevedra / la voz

Los derbis son partidos especiales que, a veces, ayudan a los equipos a cambiar su trayectoria por el impulso anímico que produce un buen resultado. No será el caso ni del Pontevedra ni del Racing de Ferrol tras el que se disputó en Pasarón, que acabó sin goles y con ambos conjuntos aumentando su racha de encuentros sin ganar. Saldrán más satisfechos los ferrolanos que, al menos cortaron su sangría de derrotas, aunque lo que exhibieron no debería ser como para estar demasiado felices.

Es verdad que fueron los departamentales los que parecieron tener una mejor puesta en escena. Al menos fueron los que primero se acercaron con algo de peligro a la puerta rival, con un disparo de Marcos Álvarez en el minuto 8 que paró Edu. Al cuarto de hora, otra buena ocasión para los visitantes, con Garrido rematando en plancha una lanzamiento de falta de Álex López a las manos del portero local. Y hasta ahí llegó el Racing.

Poco a poco el Pontevedra fue encontrándose más cómodo sobre el terreno de juego, pero esto no inquietaba demasiado a los visitantes porque los granates se mostraban muy romos. El principal problema para los ferrolanos fue la lesión de Adrián Armental que tuvo que ser sustituido por Dani Abalo a los 27 minutos de la primera parte. Y el gran susto para ellos llegó poco después, con un remate de Bustos al larguero tras una excepcional maniobra de Romay en el área.

Desde ahí hasta el descanso lo único que pudo provocar el encuentro entre los espectadores fue algún bostezo porque el aburrimiento y el tedio se instalaron sobre el césped.

Tras el descanso, el primer aviso lo dio el Racing. Fue Joselu quien disparó desde fuera del área y el balón se escapó muy cerquita de la portería de Edu. No tendría más trabajo el guardameta local porque poco a poco los ferrolanos se fueron achicando hasta pasar por momentos de verdadero agobio.

El Pontevedra tuvo diez minutos en los que desarboló por completo al Racing de Ferrol. Javi Pazos, Pedro Vázquez, Nacho López, en un par de ocasiones y Sana hicieron que Chema se ganara el sueldo de sobra. El bombardeo era continuo y parecía que en cualquier momento llegaría el primer tanto a favor de los locales. No sucedió. La salva de oportunidades se cerró con un uy de Bustos, que no llegó por centímetros a rematar de cabeza cuando se encontraba prácticamente bajo palos y más solo que la una.

Poco a poco, el Pontevedra fue sufriendo el efecto gaseosa y perdiendo fuerza. El partido volvió a convertirse en el duelo plano en el que vivió durante toda la primera mitad. Carlos Pouso intentó agitar el avispero moviendo el banquillo. Primero con Adighibe y luego con Martín Diz, que entró por un Javi Pazos que fue una de las novedades en el once inicial, y que volvió a derrochar trabajo. El público reconoció su labor con una ovación cuando fue sustituido.

También intentó cambiar la dinámica de su equipo Emilio Larraz con la incorporación de Pablo Rey. Si la intención era cortar la avalancha del Pontevedra, lo consiguió porque a partir de su entrada los granates comenzaron a diluirse. Ahora bien, si el objetivo era conseguir acercarse con más peligro a la meta de Edu, la maniobra no funcionó. Y llegó luego el momento en que ambos parecieron dar por bueno el punto y abandonaron cualquier intento de abrir más hostilidades. O eso pareció.

Pontevedra (0): Edu; Nacho López, Víctor Vázquez, Jaouad, Pol Bueso; Sana, Álex Fernández; Pedro Vázquez (Adighibe, min 68), Romay, Álvaro Bustos; y Javi Pazos (Martín Diz, min 81). 

Racing de Ferrol (0): Chema; Diego Seoane, Fornos, Garrido, Bruno Rivada; Javi Rey, Rodellar; Adrián Armental (Dani Abalo, min 27), Álex López (Juan Antonio, min 87), Marcos Álvarez (Pablo Rey, min 65); y Joselu. 

Árbitro: Alberto Fuentes Martín (Cantabria), auxiliado en las bandas por Ángel Ramos Cinos y Diego Palencia Bolado. Mostró cartulinas amarillas a Romay, en el Pontevedra, y a Álex López en el Racing de Ferrol.

Incidencias: Alrededor de dos mil espectadores en Pasarón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El derbi no sirvió de alivio para nadie