Quince años de espera por el skate-park

Cinco concejales y cuatro proyectos después, los aficionados siguen sin disponer de una pista en Pontevedra


Pontevedra / La voz

Los aficionados al skate en Pontevedra siguen sin disponer de una pista en la que practicar su deporte, y llevan quince años escuchando promesas del Concello. El concejal del PP Guille Juncal sacó ayer el asunto a colación para denunciar que el retraso del último proyecto barajado -que prevé una inversión de medio millón de euros para construir una pista en el campus- y que el actual concejal de Deportes, Tino Fernández (PSOE), no recibe a los usuarios. Estos proponen introducir algunos cambios en aquel proyecto para mejorar la instalación.

¿Desde cuando existe la reivindicación de una pisa de skate?

Los propios usuarios, agrupados en la Asociación de Skate de Pontevedra, sitúan en el 2005 el origen de la reivindicación. Entonces había algunos elementos en Mollavao, bajo el puente de la AP-9. En un momento dado, se pidió al Concello la reparación de los mismos, y el resultado fue desmantelarlas bajo la promesa de que se construiría una instalación nueva.

¿Cuántos concejales han llevado el asunto?

El Concello comenzó a tomarse el serio el asunto en el 2010, con Anxos Riveiro (BNG) como concejala de Deportes. Ese año se anunció la construcción de una nueva pista en Mollavao, se redactó un proyecto y se adjudicó. Pero no hubo acuerdo entre el Concello y Audasa, y hubo que dar marcha atrás. El Concello incluso tuvo que indemnizar a la empresa adjudicataria. Al poco tiempo nació la Asociación de Skate de Pontevedra para canalizar las demandas de los usuarios, que veían como se les prohibía practicar su deporte en zonas urbanas como la plaza de José Martí. Después de Anxos Riveiro llevaron el asunto sucesivamente Tino Fernández, Luís Bará (BNG), Alberto Oubiña (BNG) y de nuevo el socialista Fernández en el actual mandato.

¿Qué proyectos se barajaron desde el Concello?

En el mandato 2011-2015, con Tino Fernández al frente de Deportes, se apostó por ubicar el skate-park junto al puente de As Correntes. Pero el proyecto no tençia visos de prosperar, ya que el terreno elegido está afectado por carreteras del Estado, al ser lindante con la AP-9.

Posteriormente, con Luís Bará como responsable de Obras Urbanas, se apostó por ubicar el parque sobre la pasarela de la vía del tren en Doce de Novembro, una ubicación que se había sugerido desde Novas Xeracións do PP. Una vez más, el plan se quedó en nada, y en el último mandato Alberto Oubiña asumió el reto desde el área de Xuventude, proponiendo que la instalación se ubicara en el campus universitario.

A la espera de su construcción, en verano del 2017 el Concello habilitó un espacio provisional bajo el puente de la AP-9, en Mollavao. Sin embargo, ese espacio ahora está prácticamente inutilizado por falta de mantenimiento. El pasado 30 de diciembre, desde la asociación se manifestaba el «malestar ante el abandono y la falta de interés por parte del Concello. Hace meses que hemos solicitado que al menos se limpie el suelo y seguimos sin respuesta».

¿Cómo es el proyecto que maneja ahora el Concello?

La idea es ubicar el skate-park en una parcela propiedad de la Universidade de Vigo a la entrada del campus. El diseño de la instalación deportiva se consensuó con la Asociación de Skate de Pontevedra y se encargó a una empresa catalana especializada en este tipo de parques. Ocupará una superficie de más de 8.000 metros cuadrados, y el coste estimado ronda el medio millón de euros.

El diseño recibió el visto bueno de los usuarios y se presentó en público en marzo del año pasado, momento en que se anunciaba el inicio del el expediente de contratación de la obra.

¿En qué situación se encuentra ahora el proyecto?

En junio, Tino Fernández volvió a asumir el área de Deportes y heredó el proyecto impulsado en el anterior mandato. Pero según alertó él mismo, pese a que había un acuerdo entre el Concello y la Universidade para la instalación del skate-park, nadie había caído en la cuenta de que es necesario un convenio para la cesión de los terrenos. Y ahí se volvió a atascar la tramitación. Pese a que se tramitó la solicitud en septiembre, el Concello sigue a la espera del visto bueno de la institución académica.

¿Por qué se vuelve a hablar ahora del skate-park?

Porque el PP alertó ayer del retraso, de la supuesta negativa de Fernández a reunirse con los usuarios y de la necesidad de introducir cambios en el proyecto para adaptarlo a lo que se pide ahora desde la Federación Internacional toda vez que el skate será deporte olímpico en Tokio 2020.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Quince años de espera por el skate-park