Una riada de lodo y agua afecta a locales del centro en plenas rebajas

La rotura de madrugada de una tubería de la red de abastecimiento en la calle Peregrina provocó el caos


Pontevedra / La voz

La rotura de una tubería de agua potable de fibrocemento en la calle Peregrina, entre Daniel de la Sota y la Glorieta de Compostela, afectó a varios locales comerciales de esta zona del centro urbano. Entre los locales más afectados por el reventón de la tubería figuran la Librería Paz y el comercio de ropa Eneska. En ambos locales el agua y el lodo llegó a la altura de los tobillos.

A falta de valoraciones concretas de los daños, Anxo Paz, Cano, de la Librería Paz, calcula que pueden ser «miles de euros». En principio, el seguro de Viaqua, empresa concesionaria del servicio de aguas de Pontevedra, se hará cargo de los daños, aunque Paz sospecha que «haberá que pelexar, como sempre que andan os seguros por medio». Este librero lamentó que nadie del Concello o de la Policía Local se pusiera en contacto con los afectados de madrugada.

Pese a que la Policía Local tuvo conocimiento del incidente a las 3.57 horas, según relató la concejala Carme da Silva (BNG), Paz se encontró con su librería inundada a las 9 de la mañana, y acudió antes de la hora de apertura porque fue un vecino el que le avisó. «É lamentable que non nos avisara ninguén dende o Concello ou a Policía Local. Para enviar multas saben ben como localizarnos, pero para emerxencias coma esta parece que non».

Similar queja formuló la dependienta de Eneska, Ángeles Meléndez, que también descubrió hacia las 9.30 horas inundado el local en el que trabaja. «El agua y el lodo afectaron principalmente al almacén», apuntaba a media mañana, gracias a que e el establecimiento la mayor parte del género está colgado en perchas.

También resultó afectado, aunque en menor medida, el local de la cadena Inditex situado en esta zona, aunque en este caso el agua solo llegó a un espacio que usan como almacén y no afectó a la superficie comercial.

Según indicó la empleada de Eneska, este comercio prevé abrir sus puertas hoy, ya que en época de rebajas la afluencia de clientes es importante. Librería Paz, por su parte, no contempla reabrir al menos hasta la semana próxima. Cano señaló que necesitará emplear deshumidificadores industriales, proporcionados por Viaqua, para tratar de eliminar la humedad que impregna el establecimiento, donde había más libros de lo habitual debido a las fechas navideñas y de rebajas, muchos de ellos en expositores de cartón que acabaron arrasados por el agua y el lodo.

Por su parte, la concejala responsable del Ciclo da Auga, Carme da Silva, explicó que se tuvo conocimiento del incidente a las 3.57 horas gracias a la llamada de un particular alertando a la Policía Local. Inmediatamente se dio aviso a Viaqua, que cerró el agua que circula por la canalización afectada, una tubería de fibrocemento 250 milímetros (de las más grandes que hay en el centro urbano). No se llegó a cortar el suministro a las viviendas, gracias a que hay un doble circuito de agua

Da Silva explicó que ya son pocas las tuberías de fibrocemento que hay en el casco urbano, ya que desde hace años se instalan de PVC. La zona donde reventó la tubería fue de las primeras a las que llegó la reforma urbana, en el primer mandato de Lores (1999-2003). La concejala señaló que en aquel momento los técnicos consideraron que no era necesario sustituir la tubería de fibrocemento. Se da la circunstancia de que hace justamente diez años, la misma zona sufrió un incidente similar - aunque no la misma tubería-, que causó desperfectos, entre otros locales, en la Librería Paz.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una riada de lodo y agua afecta a locales del centro en plenas rebajas