Fallece al probar un arma de fabricación casera

1922


Un fatídico accidente acaba con la vida de una persona acostumbrada a manejar armas. La víctima fue un relojero francés afincado en la ciudad. Con el objeto de probar su nueva escopeta salió a cazar a la parroquia de Campañó. Él mismo había diseñado para su arma un resorte en la empuñadura y durante la fatídica jornada trataba de comprobar la efectividad del artilugio.

Al hacerlo funcionar, reventó el aparato, incrustándosele en la cabeza trozos de metralla y metal procedente del arma.

Pontevedra vivía una jornada negra ya que mientras el relojero francés fallecía fruto del siniestro, la mayor parte de la sociedad pontevedresa despedía al periodista Pepe Tafall. La banda municipal ejecutó diferentes piezas durante el trayecto hasta el cementerio de Salcedo, donde fue inhumado el cadáver. El orfeón de «La Artística» entonó el «Miserere» y numerosas personalidades despidieron al periodista y escritor teatral en su entierro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Fallece al probar un arma de fabricación casera