Sin bares no hay paraíso... ni millones

En la provincia, las más tocadas por la fortuna fueron dos cafeterías de Cuntis y Moraña. Hubo más locales hosteleros con suerte y premios en administraciones de O Grove, Pontevedra, Vilagarcía, Lalín y Cerdedo

Cinco millones de euros se quedan en Cuntis y Moraña 250 décimos del último premio en salir, el cuarto adjudicado al 49797, se quedan en esta zona de Pontevedra

pontevedra / la voz

Allí donde no llega el alcantarillado, en la última aldea, en el barrio más desangelado de cualquier ciudad... siempre, absolutamente siempre, ahí hay un bar en Galicia. Quizás por ello, porque nuestra idiosincrasia nos lleva a montar una barra en la que tomar una taza de vino y pincho en el lugar más apartado, esos bares, ¡qué lugares!, están siempre por medio en las grandes celebraciones. Ocurrió ayer, con el sorteo de la Lotería de Navidad. No en vano, en la comarca de Pontevedra, las más agraciadas fueron dos cafeterías de Cuntis y Moraña, llamadas Quico y Alborada respectivamente, que repartieron cinco millones de euros.

Pero la cosa no queda ahí. Otro bar morañés, el Xolda, que en el 2016 repartió un segundo premio entre sus clientes, este año volvió a estar acariciado por la suerte. Gracias al 74770, dio un pellizco de un quinto. Eso sí, el dueño del bar no podía precisar ayer qué número de décimos había vendido, pero creía que fueron pocos. En el 2016, cuando dieron el segundo, lo celebraron con champán. Ayer el Xolda no abrió. «Es el día de descanso del personal y yo estoy fuera de Moraña», decía el propietario. Y algo parecido a lo del Xolda le pasó a la mítica cafetería Gran Suqui, ubicada en el sanxenxino paseo de Silgar, que también repitió suerte. El año pasado repartió un décimo del Gordo y en esta ocasión un billete de un quinto, del 81610.

La ronda de negocios hosteleros agraciados se completó en la comarca del Deza Así, el histórico bar Camilo de Lalín repartió 6.000 euros en un décimo del 74770, premiado con un quinto. La afortunada es una clienta de la casa, que ayer por la mañana telefoneó al establecimiento para mostrar su gratitud.

No hubo quinto malo

¿Qué pasó más allá de los bares? En las comarcas de Pontevedra, O Salnés y Deza-Tabeirós podría decirse que ayer se hizo buena la expresión de que no hay quinto malo. Porque lo cierto es que tocaron varios pellizcos de quintos premios. En la comarca pontevedresa, más allá de los premios citados en bares, también se vendieron algunos décimos de un quinto -la lotera decía que entre uno y diez- en la administración de la calle Loureiro Crespo, en Pontevedra ciudad.

En Arousa, el principal premio cayó en O Grove, donde el tercero, con el número 00750, dejó medio millón de euros. Más allá de ese premio, en Vilagarcía, también acariciaron la suerte con un quinto, concretamente con el 74770, que se vendió en las administraciones de San Roque y A Baldosa. Ambos establecimientos estaban cerrados ayer.

Y, en Deza y Tabeirós-Terras de Montes, la suerte anduvo algo esquiva. Además del décimo premiado en el bar Camilo de Lalín, solamente hubo algo que celebrar en Cerdedo. Allí, repartieron otro décimo del 74770, premiado con un quinto y, por tanto, con seis mil euros. Se vendió en Casa Fortes, un supermercado de la localidad que desde hace un año funciona también como punto de venta de lotería. Solo fue un pequeño pellizco, pero el propietario, Gonzalo Fortes, estaba encantado: «Levamos pouco máis dun ano e xa repartimos este premio e outro décimo da lotería do sábado premiado con 60.000 euros», contaba.

Ahora, habrá que ver qué ocurre en Reyes. De momento, ayer la venta iba bien en las administraciones que, pese a ser domingo, abrieron. «La gente está comprando con ánimo», señalaban desde un despacho. ¿Vendrá el Niño para la provincia?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Sin bares no hay paraíso... ni millones