La segunda vida de las ramas podadas

Muchas se emplean para compost y otras se trituran para acolchar jardines


Pontevedra / La Voz

Cada invierno se ve la misma estampa en muchas calles de Pontevedra. Con la llegada del invierno comienza la poda de los árboles de la ciudad para que cojan fuerza de cara a la siguiente primavera, además de intentar controlar su crecimiento. Pero, ¿qué pasa con todas esas ramas que se cortan? La zona de la avenida de Bos Aires donde trabajaron ayer los técnicos municipales estaban llenas de estas ramas. Pues bien, una parte de ellas tendrán una segunda vida como estructurante de compost, mientras que otra buena parte de estos restos se empleará como acolchado de zonas verdes o en los alcorques de la ciudad. Estos restos de vegetación se emplean para hacer tratamientos estéticos en jardines de la ciudad, se trata de una especie de cama para zonas específicas. Las ramas de árboles de hoja caduca son ricos en carbono y el Concello los empleará por tanto en procesos de compostaje. De la avenida de Bos Aires, donde este martes se recogieron cientos de ramas, se trasladan a una finca de propiedad municipal en Tomeza para darle a estos restos de la poda una nueva vida lejos de los árboles. 

La poda de este martes fue especialmente laboriosa y obligó a cortar un carril de la avenida de Bos Aires, dejando abierto únicamente el que conduce al CEIP Manuel Vidal Portela. «Dado que se trata de especies de gran tamaño, acordouse o perímetro de actuación», explica el concejal de Desenvolvemento Sostible e Medio Natural, Iván Puente. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La segunda vida de las ramas podadas