Carlos Pouso: «Yo vivo en una eterna preocupación»

El técnico espera que se pueda ver más de fútbol que en las anteriores salidas


Pontevedra / La Voz

El Pontevedra viaja hoy hasta las Palmas de Gran Canaria para medirse mañana al filial del Unión Deportiva Las Palmas con el propósito de regresar a la senda de las victorias luego de dos jornadas sin ganar.

El entrenador del equipo granate espera un partido mejor a los que se pudieron ver en las dos últimas salidas. «Me da la impresión de que algo más de fútbol se va a ver porque el campo está algo mejor. Desde luego nosotros vamos a intentar algo más de lo que intentamos en Santa Eulalia. Allí ninguno de los dos hicimos mucho porque al mal césped se unió el viento», comentó Pouso.

En cuanto a Las Palmas B, Pouso habla de ellos como un equipo «joven, con mucha ilusión y de una cantera en la que además generalmente se le da oportunidades a la gente en el primer equipo. La cantera canaria es gente con una calidad técnica importante».

El equipo ha estada esta semana trabajando bien y puliendo errores pasados, pero sin incidir especialmente en un aspecto concreto del juego. Pese a no ver un grieta concreta en la marcha del Pontevedra, Pouso dista mucho de vivir en una situación de tranquilidad plena: «Un entrenador que dice que no tiene preocupaciones, miente. Yo vivo en una eterna preocupación, estoy pendiente de quién está tocado o si no ha salido bien un ejercicio. Si no eres así, o eres un inconsciente o un despreocupado».

Lo que no le quita horas de sueño al entrenador del Pontevedra es la clasificación a estas alturas de campeonato: «Prefiero tener más puntos y estar más abajo en la clasificación. Ahora somos octavos pero yo prefiero estar en el puesto 12 y tener 30 puntos (actualmente el Pontevedra tiene 22). Lo único que me importa es ganar. La clasificación solo me va a preocupar en la última jornada, ahí es vital».

Carlos Pouso no podrá contar en este viaje ni con Pol Bueso ni con el guardameta suplente Brian Jaén, además de con Javi López. Está por saber si futbolistas como Campillo, Mejía o Pedro Vázquez que han estado tocados durante la semana se caen o no de la lista de convocados.

Con la disputa de la primera eliminatoria de Copa del Rey en el horizonte, el técnico ya mira de reojo lo que se le viene encima en un mes de diciembre de exigencia física por el número de partidos, la falta de descansos y el esfuerzo acumulado en las piernas de los futbolistas durante.

«Yo me vuelco en que ellos piensen en el partido a partido. Pero mentiría si digo que no miro a lo que tengo por delante. Sin hacer cuentas, pero sí valorando cómo está la gente y quién puede llegar. Es inaudito que jueguen los mismos once los cuatro partidos. Ni es posible, ni positivo», comentó el técnico vasco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Carlos Pouso: «Yo vivo en una eterna preocupación»