Charo Barca: «Nos hemos propuesto dulcificar la unidad de atención temprana»

La presidenta de la Fundación Andrea habla de los proyectos que la entidad pondrá en marcha y expondrá en su gala anual


Santiago / La Voz

Charo Barca (Santiago, 1969) se ha convertido en un símbolo de la humanización hospitalaria. Dos años después de perder a su hija Andrea, tras una larga y desgastadora enfermedad, creó la fundación que lleva su nombre y que desde el 2005 pelea por hacer más fácil la vida de los niños con enfermedades de larga duración, crónicas o terminales y la de sus familias. «En positivo, siempre», es el mensaje que esta compostelana comparte con sus contactos de WhatsApp y también con todo el que haya tenido contacto con la Fundación Andrea, que organiza este sábado su ya tradicional gala anual.

-Noviembre se ha convertido en un mes especial para la fundación.

-Absolutamente. Es cuando hacemos la gala y ya es nuestro mes favorito. Me hace gracia porque el santo de Andrea era por estas fechas, el 30 de noviembre, pero aún así es un mes muy bonito. Siempre digo que la cena solidaria marca el inicio de la Navidad.

-Cada año explican en la gala a los socios qué han hecho y qué van a hacer. ¿Qué balance hace, en general, del 2019?

-Ha sido un año de un trabajo enorme. Por fin hemos puesto en marcha el proyecto más anhelado, el primer parque infantil de un hospital Galicia, en el CHUS. Y se han dulcificado las urgencias de pediatría en Pontevedra, además de mantener todo el programa de ayudas directas a familias: psicoterapia, manutención, traslados, las casitas... Ha sido un año muy intenso, pero fructífero.

-Si tuviera que elegir una imagen para resumirlo en la portada de un calendario, ¿cuál sería?

-Me quedo con la del parque y las caritas de los peques cuando abrimos las puertas por primera vez. De estar en un entorno cerrado como el hospital, con el gotero y el pijama a, de repente, salir para tomar el aire y verse rodeados de juegos... sus expresiones cambiaron al cien por cien.

-¿Qué otras necesidades quedan por cubrir?

-De aquí en adelante vamos a empezar a trabajar en Pontevedra con el resto de la zona de hospitalización. El servicio de pediatría se mantuvo en el viejo hospital, que tiene muchos años, y como van a seguir allí los niños queremos que tengan un entorno bonito. Vamos a dulcificar la planta, desde las habitaciones hasta los pasillos, y en un mes empezaremos también con el hospital de O Salnés. En Santiago, nos hemos propuesto dulcificar también la unidad de atención temprana, que es donde los peques con más problemas van a recibir terapia. Nos ocuparemos del mobiliario, pinturas murales, audiovisual... Queremos entrar a tope.

-Además de los fondos, necesarios para realizar todos estos proyectos, hay muchos colaboradores que los hacen posibles...

-Así es. La fundación es lo que es gracias a la ayuda de gente maravillosa que dedica su tiempo a los niños y ayuda en la reposición y donación de juguetes y materiales. Y este año hemos puesto en marcha de forma activa un equipo de voluntariado, que todos los sábados hace las tardes más llevaderas.

-Van ya 14 años apoyando a los menores hospitalizados y sus familias, ¿con qué se queda?

-Me quedo con la satisfacción de saber que algo, que nació de una situación muy dolorosa y muy difícil para nosotros, se ha convertido en un proyecto precioso e importante. Cerca de 3.000 familias han sido beneficiarias directas de las ayudas de la fundación. Solo en las casitas, entran entre 200 y 250 al año.

-¿Cómo va la recaudación de regalos para el sorteo y la venta de entradas para la gala?

-La venta está siendo muy buena y esperamos juntar en torno a 500 personas, porque hasta el mismo día se pueden acercar a la puerta del pazo y comprar su entrada. Y las entidades también se están volcando con los regalos para el sorteo. Hay prendas y complementos de diferentes boutiques de moda, televisiones, algo de joyería, cestas de Navidad, arte... No nos podemos quejar.

La gala. Será el sábado 23, a las 21.30 horas en el pazo de San Lorenzo. La cena benéfica, en formato bufé-cóctel, tiene un precio de 50 euros por persona.

Reservas. A través de los teléfonos 981 552 725 y 648 944 422. Otra forma de colaborar es con donaciones directas en la cuenta: ES89 0182 5920 55 0201612758.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Charo Barca: «Nos hemos propuesto dulcificar la unidad de atención temprana»