Las algas condicionan la campaña de la centolla a un mes de Navidad

ana barcala PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Ramón Leiro

Para el patrón mayor de Portonovo se trata de una «plaga» que les impide trabajar

10 ago 2020 . Actualizado a las 18:35 h.

El fondo de la ría de Pontevedra está plagado de algas. Su abundancia condiciona el inicio de la campaña de la centolla que tras la primera semana registra una drástica reducción de capturas.

Los patrones mayores de la ría coinciden en destacar la proliferación de un alga que dificulta las tareas de pesca al enredarse en los aparejos pero discrepan sobre su vinculación con la escasez de centolla. En lo que sí están de acuerdo es en que su abundancia perjudica más a las embarcaciones con menor número de tripulantes, que pierde más tiempo en limpiar el aparejo y continuar faenando.

Para José Manuel Rosas, patrón mayor de Bueu y presidente de la Federación de Cofradías, son muchos los factores que influyen en el mal comienzo de la campaña. Para él las malas condiciones climatológicas de la semana pasada son uno de los motivos principales.

«Non é a primeira vez que o fondo do mar está limpo coma unha estrada e a campaña é mala. Isto vai así. Exactamente igual que en terra. Temos anos moi bos e outros moi malos». La veteranía de José Manuel Rosas le lleva a asegurar que los años con escasez de centolla «coinciden con campañas moi boas noutras especies».

Rosas es un defensor de las algas. Asegura que su papel en el ecosistema es fundamental. «Estamos falando dunha especie autóctona, que cobre o fondo coma un manto e protexe a vida mariña que hai debaixo».

De él discrepa Juan José Besada, patrón mayor de Portonovo, que define el «alarmante» crecimiento de esta alga como «una plaga».

Reconoce que su abundancia no es la causa de la escasez de centolla pero afirma con seguridad que «nos impide trabajar. El aparejo no llega al fondo».

El patrón portonovés considera que la situación es tan grave que en breve requerirá de un estudio oficial por parte de los biólogos de la consellería, que permita ejecutar acciones de control. Sospecha que el incremento de la temperatura del agua puede ser la causa pero demanda «información fiable».