«Cogí el tren en marcha, ahora estoy para sacar lo mejor de cada uno»

El entrenador del Pontevedra, Carlos Pouso, organiza el equipo estos días para anular el juego ordenado y ofensivo del Marino de Luanco


Pontevedra / La Voz

Este domingo será la puesta de largo de Carlos Pouso en el banquillo ante su afición. Debuta en Pasarón después de hacerlo la pasada semana con una victoria a domicilio contra Las Rozas. Con dos semanas de entrenamiento a sus espaldas, el período de adaptación todavía no está consolidado. «Me da la impresión de que el recibimiento fue bueno y la gente está despierta desde el primer día. Estamos siguiendo una buena evolución, en ese momento de conocimiento mutuo y estoy agradecido a los chavales», explica el técnico granate, que hizo especial hincapié en que su trabajo desde el día que se enfundó la chaqueta de míster es intentar sacar lo mejor de cada miembro de la plantilla.

Con su claridad habitual se comparó con el trabajo de un cestero al que le dan un mimbre para hacer el mejor cesto. «Cogimos el tren en marcha. Yo estoy aquí para sacar lo mejor de cada uno, esto es lo que hay y mi obligación es hacerlo, soy un mero entrenador, no he sido seleccionador. Como no he participado en la selección, tengo que sacar lo mejor de cada uno». Aunque recalca que la selección de jugadores le venía dada y su margen de maniobra es ajustado, sí que reconoce que cada domingo discrimina intentando ajustarse al rival. Escruta al detalle su equipo para evitar que se abra alguna vía de agua peligrosa, pero ese trabajo diario de organizar lo de dentro lo complementa con un análisis a fondo del rival. De eso dependerá el equipo que salté al campo. «Hay un porcentaje siempre de variabilidad por respeto al rival, porque no todos son iguales ni juegan igual, por eso cada semana hay un matiz de corregir», confiesa Pouso. No ha dado muchas pistas sobre el once que saltará a Pasarón el domingo, pero sí que tendrá que estar muy despierto y atento a las vigilancias. Enfrente estará el Marino de Luanco, un equipo ordenadísimo con mucho peligro del medio campo hacia arriba. «Si no estamos bien en las vigilancias pueden hacernos un roto, tienen jugadores de mucha calidad como Luis Morán o Alex Arias, hay mucho fútbol y mucha rapidez en las transiciones, mucho sentido común y hay que jugar el partido bien puestos. No es una pera en dulce. Facilidades nos van a dar entre cero y ninguna» confiesa Carlos Pouso.

Sin Berrocal ni Nacho López

A pesar de la reincorporación de Jesús Berrocal a los entrenamientos granates todavía no está para el partido ante el Marino de Luanco, tal y como confirmó el entrenador este viernes. «Se está incorporando a la dinámica de grupo y él está contento, pero es prematuro. Aún no entrena al nivel que entiendo yo que debería, pero en caso de necesidad nos podría aportar», explica Carlos Pouso, que reconoce que tiene jugadores suficientes como para dejarlo recuperar al cien por cien. Respecto a la situación de Nacho López, el técnico espera que a partir del lunes pueda empezar a entrenar con el equipo como ha hecho Jesús Berrocal, esta semana.

El partido del domingo coincidirá con el sorteo de las primeras eliminatorias de la Copa del Rey, algo que al cuerpo técnico no interesa en estos momentos y mucho menos el domingo. Asume la filosofía de partido a partido como propia y en sus escala de valores para este fin de semana solo está ganar al Marina de Luanco. «Hay que seguir escribiendo renglones en la página, con menos presión después de tres victorias consecutivas, pero tenemos un partido complicado el domingo y estamos permanentemente centrados en ello», comentó el técnico, que hoy tendrá la última sesión con sus jugadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Cogí el tren en marcha, ahora estoy para sacar lo mejor de cada uno»