«A nuestros alumnos les cuesta salir, los checos no tienen ese problema»

Doce estudiantes de Olomouc realizan prácticas de automoción y carpintería en el CIFP A Xunqueira


pontevedra / la voz

¿Qué hacen doce alumnos checos en el centro integrado de formación profesional (CIFP) A Xunqueira de Pontevedra? La respuesta es sencilla: ampliar su formación a más de 2.500 kilómetros de casa. La estancia de estos estudiantes de 16 y 17 años que proceden de la ciudad checa de Olomouc, en Moravia, se enmarca en un proyecto Erasmus denominado Las prácticas de FP en España.

Según explicó este lunes el profesor José Luis Entenza, son ocho alumnos del ciclo de automoción y otros cuatro del de carpintería. Otro grupo de estudiantes checos ya habían estado en el CIFP A Xunqueira hace dos años cuando recibieron un premio nacional en su país. «Los que acaban de venir estarán quince días acompañados de dos profesores. Son alumnos de segundo año porque en Chequia la FP Dual es de tres años y no de dos como en España», señala el docente de Automoción. En el centro educativo de Pontevedra asisten a clase por las mañanas, combinando explicaciones teóricas con prácticas. También habrá tiempo para realizar visitas culturales. Entre otras, estaban previstas a una bodega, la isla de Ons o A Toxa.

«En el aula pueden compartir espacio con alumnos nuestros o estar solos, y también hacen prácticas en el centro», apunta José Luis Entenza. ¿Se entienden bien con el idioma? «Ellos hablan muy poco castellano, pero vienen con dos profesores y uno hace de intérprete en inglés. De todas formas, las figuras y fórmulas en termodinámica o electricidad son internacionales».

El papel que juega el CIFP A Xunqueira es ser el centro de acogida en este proyecto Erasmus. ¿Qué ganan ellos?, se le pregunta. «Un intercambio de experiencias grande, el conocimiento de que salir fuera es positivo y, por supuesto, que nuestro centro sea conocido a nivel de Europa». Este tipo de proyectos aúnan el aspecto técnico de formación, con el cultural y el lingüístico. El docente de Automoción lamenta que en su centro educativo no haya más alumnos dispuestos a hacer lo mismo que los checos. «Aquí no quieren ir. Algún año sí, pero en general les cuesta salir. Los checos no tienen ese problema y había más candidatos que los doce alumnos que han venido a ampliar su formación».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
2 votos
Comentarios

«A nuestros alumnos les cuesta salir, los checos no tienen ese problema»