Pedro Vázquez, contra su pasado más reciente

El centrocampista granate militó en las filas del UD Melilla hace dos temporadas


pontevedra / la voz

De la plantilla actual del Pontevedra solo un jugador conoce de primera mano qué es la Unión Deportiva Melilla contra la que el domingo se enfrenta el Pontevedra. El centrocampista Pedro Vázquez fue jugador del bloque norteafricano hace dos campañas en la que fue su última experiencia en el fútbol lejos de Galicia.

Poco queda de aquel equipo que en la 2017-2018 rozó el play off de ascenso con Pedro Vázquez ocupando la banda de ataque como hombre titular. Tan solo tres futbolistas; Richi, Mahanan y Pepe Romero, todos ellos defensas, continúan en el equipo melillense tras dos años de mucha remodelación. «El equipo cambió bastante. Conozco a algunos de los que están allí, pero la base que teníamos hace dos años cambió mucho. Ya en verano la plantilla que estaban formando se veía que no iba a ser como la de los dos años anteriores. Se fue gente muy importante de allí», comenta Vázquez.

El centrocampista granate se fue a Melilla hace dos años en busca de «ilusionarse» y de «probar el fútbol de otro grupo y vivir cosas diferentes a las que viví en Vigo», sin embargo su estancia en la ciudad autónoma se quedó en un único año por motivos familiares. Pese a todo, al jugador le dio tiempo a empaparse de lo que es la ciudad y entender su idiosincrasia en lo relativo al deporte.

«Es un tipo de vida diferente en el que estás como en una burbuja. Allí tienen al equipo de fútbol y el de baloncesto, que también tira mucho. Las televisiones locales cuando hablan de deportes lo hacen de esos dos equipos. Aun así, tampoco es una afición que apriete mucho. No es un sitio muy de fútbol como puede ser Pontevedra, Oviedo o Cádiz. Lo que pasa es que todo el mundo sabe cómo va el equipo o lo que pasa en torno a él porque está la prensa encima», recuerda Pedro.

La de Melilla fue una buena temporada en lo personal para Vázquez. Allí disputó casi todos los partidos de liga, 34 de ellos en el once inicial. Este año un ataque de apendicitis le impidió realizar la pretemporada y el propio futbolista reconoce que le está costando sentirse cómodo. «Yo no tengo esas sensaciones buenas que tenía en la segunda vuelta del año pasado. El año pasado también me pasó, que no arranqué de la forma que acabé en Melilla. Tengo que seguir entrenando para cambiarlo», apunta el granate.

En lo relativo al partido del domingo, el jugador vigués es consciente de que el Pontevedra necesita de un cambio en casa: «El año pasado lo teníamos demasiado bien. Este año tenemos que cambiar la dinámica en casa porque es ahí donde tenemos que hacernos fuertes».

Para el vigués la lluvia caída en esta semana no será un factor «determinante» en el partido. Si bien cree que «podría influir un poco. Pero aunque por allí abajo no llueve mucho, tienen mucho jugador con experiencia en otros grupos diferentes al cuarto y esa gente sí tiene la experiencia de jugar con estas condiciones».

El centrocampista del Pontevedra dice sentirse al margen de toda la rumorología sobre el futuro entrenador de su equipo: «A mí personalmente todo eso me da lo mismo. Yo vengo a entrenar como siempre y hago lo que tengo que hacer. Si viene alguien, vino. Sino con Jesús creo que estamos entrenando bien. Esas son cosas de club en las que nosotros no nos metemos», comentó Pedro acerca de la búsqueda del relevo de Luismi.

En ese aspecto, el desenlace al culebrón del entrenador podría estar más cerca que nunca, pues el club lerezano y el técnico Carlos Pouso han acercado posturas en los últimos días. El acuerdo entre ambas partes está muy próximo y Pedro Vázquez y sus compañeros podrían tener ya nuevo entrenador dirigiendo la sesión del lunes tras el partido ante el UD Melilla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pedro Vázquez, contra su pasado más reciente