Educación postural y actividad física, claves para evitar el dolor de espalda

El fisioterapeuta Manuel Fraiz cree que actuar en el colegio es la mejor prevención


pontevedra / la voz

Mucho tiempo sentados, mal sentados y la mayoría, sedentarios. Ese caldo de cultivo está detrás de los crecientes problemas de espalda que arrastran niños y adolescentes. La prevención de ese dolor dentro de una estrategia comunitaria que tiene que implicar a sanitarios, padres, profesores y Administraciones centró ayer la exposición del fisioterapeuta del Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra (Chop) Manuel Fraiz Barbeito (Caracas, 1972) en la tercera Charla Saludable del 2019.

Lo primero que quiso dejar claro el especialista es que el dolor existe «cuándo y dónde dice el paciente». El aumento del dolor de espalda en niños no se debe en un 95 % de los casos, apuntó Fraiz, a una lesión orgánica, sino que es un dolor inespecífico que casi siempre deriva de la combinación de una mala higiene postural, poca actividad física -o excesiva al ser ejercicio competitivo-, mucho uso de pantallas y una mochila que no es la idónea o no se usa correctamente.

En el dolor de espalda en menores también incide el mobiliario escolar, que muchas veces no es el adecuado, y también factores psicosociales. Problemas psíquicos, situaciones de acoso o hasta un divorcio de los padres pueden incrementar ese dolor.

¿Qué se puede hacer para prevenir el dolor de espalda? Es fundamental, subrayó Fraiz, la educación postural. «En Galicia es muy raro que el fisio acuda a los centros», comentó, aunque la unidad de Desviaciones del Raquis del Chop sí lo hace desde hace dos cursos en colegios del área sanitaria. Además de sentarse correctamente, ordenar la mochila y realizar sesenta minutos al día de actividad aeróbica moderada y tres días a la semana de trabajo de potenciación de fuerza, el experto abogó por una «recuperación activa» cuando hay dolor. «El dolor no se cura en cama», recalcó. Citó un estudio de San Diego que demostró cómo cambiaba la corteza cerebral con veinte minutos de actividad física durante la jornada escolar.

También incidió en que hay dolores de espalda que no son normales. Ante ciertos signos de alarma sí se debe acudir al médico. ¿Cuáles son esos signos? Un dolor de espalda que no permite caminar, inflamatorio, que hace que el niño despierte durante la noche o un dolor asociado a fiebre y pérdida de peso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Educación postural y actividad física, claves para evitar el dolor de espalda