Primer protocolo para coordinar la atención a víctimas de violencia sexual

La concejalía de Igualdade de Pontevedra y la Mesa da Violencia Machista analizaron el borrador del documento


Pontevedra / La Voz

La Mesa da Violencia Machista se reunió este miércoles en el Concello de Pontevedra para analizar el borrador del primer protocolo de coordinación para la atención a las víctimas de violencia sexual. El documento, impulsado por la concejalía de Igualdade y el Centro de Información á Muller (CIM), intentará clarificar y optimizar la cadena de orden de intervención de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, los profesionales de los centros sanitarios y los forenses a la hora de atender los casos de agresión sexual.

Según explicó la concejala de Igualdade, Paloma Castro (PSOE), el nuevo protocolo pretende alcanzar una coordinación más estrecha entre los agentes implicados y, especialmente, entre la policía y los centros de salud. «Está nunha fase incipiente, de borrador, á espera de que se fagan as achegas pertinentes e se corrixan varios puntos», señaló. Recurriendo a su propia experiencia personal como abogada especializada en violencia de género, Castro dijo que se encontró en sus guardias «cun enorme baleiro no eido da orde de actuación que se segue tras unha agresión sexual». «Agora mesmo actúase sobre a marcha e, por exemplo, ninguén sabe se a médica de Urxencias debe agardar a que chegue o forense para non contaminar a proba ou se a chamada ao forense lle corresponde á policía ou ao centro de saúde. Pola miña experiencia é imprescindible que se clarifique isto no protocolo», remachó la edila. El documento que está en fase de elaboración también hace especial hincapié en la protección de los derechos de las víctimas de agresiones sexuales desde el ámbito judicial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Primer protocolo para coordinar la atención a víctimas de violencia sexual