Carlos Pouso gana enteros para sentarse en el banquillo de Pasarón

a.davila PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

JOSÉ PARDO

El entrenador vasco es el mejor colocado para entrenar al Pontevedra CF

29 oct 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El Pontevedra está muy cerca de anunciar a su nuevo entrenador para lo que resta de temporada. La victoria del equipo granate en Barreiro bajo el mando de Jesús Ramos no cambió el plan de ruta en la dirección deportiva y el Pontevedra va a apostar por un técnico con experiencia en la categoría. Carlos Pousa es el mejor colocado, aunque no el único, para ser quien comande la nave granate.

El técnico vasco y el club lerezano acercaron posturas durante los últimos días y el desenlace parece inminente. De llegar a un acuerdo, Pouso se sentaría ya en el banquillo de Pasarón este domingo en el partido que el Pontevedra disputará ante el Melilla a las 12 de la mañana.

Carlos Pouso es un técnico que 59 años que a lo largo de su carrera ha pasado por equipos como Sestao River, Eibar, Guijuelo, Mirandés, Logroñés o Rácing de Santander. Su última experiencia en los banquillos fue en la temporada 2017-2018 en el equipo cántabro, club que cogió en la jornada 25 y con el que no logró entrar en puestos de play off. La temporada pasada se la pasó en blanco.

Su mayor logro deportivo fue en Anduva, dirigiendo a un Mirandés con el que consiguió el ascenso a Segunda División (2011-2012) y posteriormente la permanencia en la categoría de plata con un meritorio décimo quinto puesto. El año del ascenso consiguió además la gesta de llevar a su equipo de Segunda División B hasta las semifinales de la Copa del Rey, algo que desde entonces no se ha vuelto repetir con un equipo que no juegue en Primera. En segunda también entrenó al Eibar durante media campaña (2008-2009).

Con Pouso el Pontevedra firma a un perfil de entrenador muy diferente al que tenía en Luismi. Se trata de un técnico que cumple con esa etiqueta de «conocedor de la categoría y con experiencia en situaciones complicadas» que pedía Lupe Murillo. Además, sus años de fútbol y preparación hacen de él también un entrenador conocedor del mercado y prueba de ello es que su etapa en el Logroñés, tras ser cesado como técnico a mitad de su tercera temporada, la finalizó en el cargo de director deportivo. Este puesto ya lo ocupaba con anterioridad, pero pasó a desempeñarlo en exclusiva tras dejar la dirección del primer equipo.

Se trata de un técnico con gusto por el sistema 4-3-3, con un pivote defensivo y dos centrocampistas por delante. Sus equipos suelen arriesgar poco en defensa para aprovechar las oportunidades que tengan en ataque. En cuanto al trato con el jugador, los futbolistas que han pasado por sus clubes hablan de él como un técnico de buen trato con el jugador y que transmite confianza.

La última visita de Carlos Pouso a Pasarón fue como técnico del Logroñés en el que militaban tres ex granates como Jacobo Trigo, Adrián León o Íker Alegre. Los riojanos ganaron por 0-1.