El hombre de la casa que llegó sin hacer mucho ruido


Pontevedra / La Voz

Luismi Areda llegó al banquillo del Pontevedra casi sin avisar. Una interinidad casi indefinida le convirtió, sin hacer ruido, en entrenador del equipo granate por más de temporada y media.

Las dudas sobre él al comienzo no fueron pocas, todas apoyadas en su aparente falta de experiencia en la categoría al ser promocionado al primer equipo desde el juvenil de División de Honor luego de un amplio periplo por diferentes equipos de la Regional Preferente. Su conocimiento de la casa como jugador y el gran trabajo en la base le brindaron la esperada oportunidad.

Debutó un 7 de enero en Pasarón al Celta B, equipo que conocía bien y en el que dio sus primeros pasos como técnico. El resultado fue de empate a uno y a partir de ahí, y a pesar de perder contra el Rápido de Bouzas la semana siguiente, lo que parecía un pequeño romance con el primer equipo, se convirtió en relación estable.

De la interinidad en enero pasó a la ratificación semanas después. A Luismi le tocó vivir tiempos complicados, pues la sombra del descenso a Tercera era muy grande, pero el técnico vigués cumplió con la tarea impuesta desde arriba y el Pontevedra consiguió salvar una temporada complicada con una victoria en Madrid ante el Atlético B en la última jornada de liga.

El cumplimiento del objetivo le sirvió para empezar como entrenador de pleno derecho la temporada pasada. Sin mayor presión que la de mejorar lo del año anterior, su Pontevedra de la 2018-2019 logró meterse en la Copa del Rey y acabar la liga a tres puntos del play off de ascenso.

Pero todo cambió esta temporada. La exigencia en esta 19-20 es mucho mayor, con más dinero invertido en la plantilla y la presión de pelear por el ascenso impuesta desde pretemporada. Luismi no dio con la tecla y esto significó su fin.

El ya extécnico del Pontevedra se va del club de su corazón con 66 partidos de liga dirigidos. Curiosamente en el último de ellos no se pudo sentar en el banquillo al cumplir sanción por ser expulsado en Madrid.

Sus números en liga son de 28 partidos ganados, 13 empatados y 25 perdidos. Fuera de la competición doméstica ha sido el entrenador que le ha dado al club granate su segundo título nacional al ganar la Copa Federación en el 2018.

El tercer técnico de la etapa de Lupe Murillo en la presidencia granate se va con la humildad, manías, supersticiones y carácter conciliador que le caracterizan. También con el mismo poco ruido que con el que llegó. Pasarón no volverá a ver, al menos en una temporada, sus características zapatillas deportivas de color granate.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El hombre de la casa que llegó sin hacer mucho ruido