1999: Se fuga de la Comisaría al despistarse el agente que lo custodiaba en los servicios


Pontevedra / La Voz

Fue una de esas fugas de una Comisaría que ponen de manifiesto la sangre fría de algunas personas. Y es que el detenido, en este caso un joven veinteañero de Vilaboa, se encontraba en los calabozos del edificio policial de Joaquín Costa a la espera de ser puesto a disposición judicial cuando solicitó permiso para hacer uso de los servicios. La crónica de hace veinte años firmada por el periodista Ricardo Martín relataba que, en un momento dado, «el policía que lo custodiaba se despistó —este, posteriormente, aseguró que le dieron un empujón— y el supuesto ladrón, en pocos segundos, salió por la entrada principal del edificio sin ni siquiera despertar sospechas en el agente encargado de la vigilancia de la puerta».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

1999: Se fuga de la Comisaría al despistarse el agente que lo custodiaba en los servicios