Condena granate en Madrid

Un gol anulado en el último momento entierra las aspiraciones de un Pontevedra que reaccionó en la segunda parte tras un mal arranque


Y no fue capaz el Pontevedra de remontar el dos a cero con el que el Castilla se plantó en el minuto trece de juego. Los granates no entraron bien en el partido, no se sintieron cómodos y lo pagaron con una nueva derrota demasiado cara para el equipo. El paso por el vestuario cambió por completo el estado anímico. Después de un nefasto primer tiempo, reaccionaron y supieron plantarle cara a los de Raúl González, un gol de Adighibe abrió la esperanza viendo que el nigeriano seguía mandando en las siguientes jugadas. Tuvieron la oportunidad de marcar más goles, pero un iluminado Altube y la falta de eficacia de los atacantes visitantes acabaron concluyendo con la victoria merengue, que supo aguantar el resultado y resistir las acometidas del bando gallego que tendrá que esperar al próximo fin de semana para remontar el vuelo a los puestos altos de la clasificación después de meterse en la mochila una nueva derrota.

Arrancaba el encuentro sobre el verde del di Stéfano con los gallegos defendiendo las primeras galopadas de los blancos, un disparo tímido de Pedro directo al lateral de la red abría las ocasiones. Otra vez los primeros minutos condenan al Pontevedra. No tardó en llegar el primer gol para los locales, un gran centro de Baeza en línea de fondo llegó al pie de Ayoub que colocó a la perfección el esférico para que nada pudiera hacer Edu. Pero no tardaría en llegar la reacción de los pupilos de Luismi Areda, ya que un minuto más tarde del tanto blanco, llegaría una doble ocasión, la primera para Álex Fernández, de falta directa, mandaba el balón rozando el larguero, después sería Adighibe quién al recibir un balón en el área chica no llegó a golpearlo por esperar. Los madridistas no bajaban el ritmo, la banda derecha protagonizaba el inicio de las jugadas de peligro.

Por el centro se iba a originar el segundo del Castilla, un pase espectacular de Antonio Blanco entre líneas dejaba solo a Baeza que, a placer disparaba con el interior de su pie izquierdo para mandar el balón al fondo de la red. El 2-0 en el marcador enmudeció el banquillo granate. Estaba siendo el peor inicio del Pontevedra en lo que se lleva de temporada. Y eso que ha perdido 4-1 y 1-5. El segundo gol provocó que el ritmo de juego descendiese, se notaba que el arreón de los primeros minutos de los blancos conllevaba una gran carga física y los jugadores de Raúl González necesitaban recuperar, iba ser en este momento en el cuál los pontevedreses comenzasen a originar las jugadas de peligro con un lanzamiento de Víctor Vázquez, que estuvo a punto de acortar las distancias en el marcador con un testarazo que envió al larguero de la portería defendida por Altube. Pedro sería el siguiente en contar con una gran ocasión, un pase en profundidad sería aprovechado por el veintiuno merengue para acercarse al tercero, pero su disparo desde la frontal se marchó por encima de la portería.

Desbarajustes defensivos

Debido al gran despliegue físico los blancos comenzaban a hilar largas posesiones, esperando los desbarajustes defensivos del Pontevedra para causar más daño en las bandas, su punto débil. Se llegaba al tiempo de descanso con el dos a cero en el marcador y un conjunto granate muy dañado por su mal inicio en el partido.

Se echaba de nuevo el balón a rodar y la primera ocasión sería para los gallegos, un centro desde la esquina de Álex Fernández sería rematado por Pol, que se anticipaba a todos los defensas madridistas y forzaba una gran parada de Altube, que tuvo que detener en dos tiempos. Estaba siendo un buen inicio para los de Luismi. Un balón muerto en el área fue rematado por Adighibe, que envió al larguero tras realizar una tijereta. Apretaba el Pontevedra y los merengues sufrían en la tarea defensiva.

Es cierto que el Pontevedra mandaba en el número de ocasiones, pero los de Raúl González aprovechaban muy bien los espacios que creaba la defensa gallega. Llegaba el premio del gol para el Pontevedra, un jugadón por la izquierda de Álex González finiquitaría realizando un pase de la muerte para un Adighibe que no perdonaba y recortaba las distancias en el luminoso. Comenzaba un partido nuevo, dos minutos después del gol los granates contarían con otra gran ocasión, un disparo dentro del área de Víctor que despejaba con los pies Altube.

Apretaban más que nunca los pontevedreses, ambos técnicos introducían jugadores de refresco, pero no variaba el estilo y los visitantes continuaban buscando el gol del empate sin cesar. Los últimos minutos fueron tremendamente intensos, el Castilla aguantaba atrás y labraba desde su portería largas jugadas con el balón en su poder, eran conocedores de que el tiempo estaba agotándose, circunstancia con la que supieron lidiar en el último tramo. Finalizaba el encuentro con un gol anulado por fuera de juego para el Pontevedra que veía derrumbarse un sueño que tocaban con los dedos de las manos, el Madrid Castilla oficializaba los tres puntos.

?Castilla: Altube, Guillem, Chust, Javi Hernández, Fran García, Antonio Blanco, Marvin (Feuillassier, min 77), Baeza (Dotor, min 90), Ayoub (Bravo, min 68), Jordi ; Pedro

Pontevedra: Edu; Nacho López, Víctor Vázquez 3, Pol 3, Álex González Berrocal 2, Álex Fernández; Romay, Adighibe, Álvaro Bustos (Rivera, min 84); Pedro Vázquez (Javi Pazos, min 73).

Goles: 1-0, min. 6: Ayoub. 2-0, min. 13: Baeza. 2-1, min 61: Adighibe.

Árbitros: Orellana Cid (comité colegio andaluz). Amarilla a los locales Marvin, Ayoub, Jordi y Fran García; y a los visitantes González y Nacho López y expulsó a Luismi Areda

Incidencias: Unos 1.200 espectadores en el Alfredo di Stefano

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Condena granate en Madrid