Hazaña granate en Oviedo

El Pontevedra gana un partido que jugó con diez durante más de una hora y que acabó con nueve


Oviedo

Victoria por la mínima del Pontevedra en su visita al Oviedo Vetusta en un intenso partido en el que el cuadro granate jugó en inferioridad numérica durante gran parte del mismo, debido a la expulsión por roja directa de Nacho López. Los pupilos de Luismi supieron aguantar las embestidas de un filial oviedista que lo dio todo para aprovechar su ventaja numérica sobre el verde de El Requeixón, aunque se encontró con un enorme Edu Sosa y con el infortunio, al anularse de manera incorrecta un gol a Vanderson.

Se trata de la primera derrota del Oviedo B en casa en lo que va de curso, y la segunda en lo que va de campaña, y cae fuera de la zona de promoción. Por su parte, el Pontevedra suma su tercera victoria, poniendo fin a una racha de dos derrotas de manera consecutiva y coge aire respecto a la zona baja a la vez que mira hacia el play-off de ascenso.

El partido comenzó con mucha intensidad por parte de ambos, quizá con el Pontevedra un poco más enchufado, presionando en campo rival y logrando incomodar la salida de balón del cuadro ovetense, aunque sin llegar a incomodar al meta Jaume Valens con ocasiones.

No obstante, con el paso de los minutos, el cuadro local, dirigido por Emilio Cañedo, que debutaba al frente del banquillo del Vetusta, lograba poco a poco nivelar el encuentro, consiguiendo las primeras aproximaciones al área de Edu Sousa. Las ocasiones locales llegaban en botas de Róber Alarcón y de Riki, aunque sin lograr incomodar al cancerbero del cuadro dirigido por Luismi. Con el partido igualado, y con la batalla por hacerse con la posesión por todo lo alto, llegaría la primera gran ocasión del partido para el Oviedo Vetusta, tras una rápida combinación entre Steven y Villacañas a la que este último no pudo llegar.

El partido no tenía un dominador claro, pero a los 25 minutos de partido el rumbo del partido cambió por completo tras la expulsión por roja directa de Nacho López. El Pontevedra veía como tenía más de una hora de juego por delante en inferioridad, tras medir mal Nacho López una entrada sobre Vanderson.

El Vetusta veía luz al final del profundo túnel que había construido un correoso Pontevedra. En el tramo final de la primera mitad, Alarcón pudo adelantar al Vetusta tras rematar con la cabeza un saque de esquina ejecutado por Riki. Tuvo también el primero el Vetusta en otro testarazo, en este caso de Steven, aunque el esférico acabó acomodándose sin demasiadas dificultades en las manos del Edu Sousa.

«Tenemos que mantener esta línea»

El entrenador del Pontevedra, muy satisfecho con el esfuerzo mostrado por sus jugadores

Evidentemente, Luismi Areda estaba muy satisfecho tras el encuentro. «Son tres puntos muy importantes. Ha sido un partido muy complicado, nos han exigido mucho y hemos sabido aguantar. Estoy contento con el trabajo de mis jugadores», razonó el entrenador del conjunto granate.

El técnico considera que la clave fue saber esperar la oportunidad, saber sufrir al estar con diez durante tantos minutos. «Aguantar tantos minutos con un jugador menos en un campo tan difícil es para estar contento. Al final supimos aprovechar nuestras oportunidades y nos llevamos tres puntos importantes», apunta Luismi, que indica la hora de ruta: «Tenemos que mantener esta línea y seguir sumando de tres en tres para ver las cosas con más calma y tranquilidad.

Seguir leyendo

Con la reanudación, el Vetusta tomó definitivamente el timón del encuentro, ante un Pontevedra que trataba de mantener su portería a cero con un intenso trabajo defensivo. Pudo cambiar el guion del partido a los pocos minutos de comenzar la segunda mitad, tras un centro lateral de Viti que se le escapaba a Edu Sousa y que Vanderson aprovechaba para adelantar al cuadro local, aunque el colegiado señalaba falta sobre el meta y anulaba el tanto del Vetusta, devolviendo el empate inicial al marcador.

Pese a que el dominio era local y que los granates se encontraban con un jugador menos sobre el verde, los de Lusimi no se encontraban del todo incómodos, y poco a poco se hicieron con el dominio del partido, llegando incluso a encerrar a los locales en su campo. El trabajo de los pontevedreses hizo reaccionar a los pupilos de Emilio Cañedo, que introdujo cambios y logró nuevamente inclinar la balanza hacia su lado, disponiendo de varias ocasiones para adelantarse en el marcador. La tuvo, en primera instancia, Javi Cueto, con un potente testarazo que desbarataba Sousa. Riki, de cabeza, probó nuevamente a Edu Sousa, y un disparo de Riki desde la frontal del área pequeña se estrellaba en el cuerpo de Javi Cueto cuando ya se cantaba el gol; y nuevamente Riki con un testarazo tras un buen centro de Alarcón se encontraba con un Edu Sousa que estuvo muy inspirado.

El penalti

A falta de algo más de diez minutos para el final del partido, una combinación en ataque de los granates terminaba con el derribo de Romay por parte de Riki dentro del área, señalando el colegiado Sáiz Pérez pena máxima. El disparo desde los once metros correspondía a Álvaro Bustos, que no fallaba y adelantaba al Pontevedra en el marcador.

Los últimos diez minutos fueron de infarto. El Oviedo, con desventaja en el marcador, se echó definitivamente arriba en la búsqueda de un empate que acabaría por no llegar, aunque con largos minutos de acoso sobre la meta de Sousa. Acoso que se incrementaría en los últimos suspiros del encuentro, tras ver Berrocal la segunda cartulina amarilla y disputando el Pontevedra los últimos minutos con dos jugadores menos, aunque el marcador acabaría por no moverse sellándose la victoria pontevedresa.

Oviedo B (0): Valens, Viti (Javi Cueto, min 69), Ugarte, Róber Siera, Pierre, Javi Mier, Riki, Villacañas (David Amez, min 61), Róber Alarcón, Vanderson (Jero Rodríguez, min 76) y Steven.

Pontevedra (1): Edu Sousa, Nacho López, Víctor Vázquez, Pol, Álex González, Mejía, Berrocal, Álvaro Bustos (Javi López, min 93), Romay, Pedro Vázquez (Adighibe, min 76) y Javi Pazos (Sana, min 86).

Gol: 0-1, min 79: Álvaro Bustos, de penalti.

Árbitro: Sáiz Pérez. Mostró roja directa al granate Nacho López (min 25) y expulsó por doble amonestación al local (Berrocal). Amarillas a Riki, Vanderson, Alarcón, Javi Mier, Ugarte y Mejía.

Incidencias: El Requeixón. Unos trescientos espectadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hazaña granate en Oviedo