El refuerzo del sistema permitirá tramitar 500 becas al día en Galicia

El Gobierno ha contratado 33 personas más para adelantar todo lo posible el pago

Estudiantes de la USC
Estudiantes de la USC

santiago / la voz

Setenta candidatos, dos semanas de entrevistas y 33 puestos que cubrir. Así se podría resumir el proceso que ha permitido reforzar en Galicia el sistema de tramitación de becas, compuesto por los servicios de las cuatro delegaciones provinciales y los de las tres universidades, en los que a partir del 1 de octubre trabajarán una treintena más de personas, lo que permitirá, según las estimaciones, tramitar del orden de 500 becas diarias.

Esta misma semana se ha cerrado el proceso de entrevistas en la Universidade de Santiago, que incorporará cuatro trabajadores, y la delegación de Ourense, con dos plazas. Con dos trabajadores más se reforzarán también la delegación de Lugo y las unidades de becas de las universidades de A Coruña y Vigo. La mayoría de las contrataciones se dan en las delegaciones de A Coruña y Pontevedra, que son las que más becas deberán de tramitar. En el caso de la coruñesa habrá once personas más y en la de Pontevedra se incorporarán diez trabajadores. Además, la Universidade de Santiago contará con cuatro personas de refuerzo, porque es la universidad que más expedientes tramita, ya que es también la que más alumnos tiene. Y lo mismo ocurre con las delegaciones. A Coruña y Pontevedra pueden llegar a recibir y tramitar unas 18.000 solicitudes, y Lugo y Ourense gestionan unas 5.000.

Las personas que se han presentado para cubrir los puestos, desempleadas durante más de un año, han realizado una prueba informática y han pasado una entrevista personal. Además, se les ha otorgado puntuación por cosas como la experiencia previa en puestos similares, los cursos que hayan hecho, si tienen una titulación superior a la exigida o si tienen personas dependientes a su cargo o algún grado de discapacidad. Los seleccionados para las cuatro delegaciones se incorporarán el 1 de octubre y estarán contratados hasta el 31 de enero. Las personas seleccionadas para las unidades de becas de las universidades comenzarán a trabajar a mediados de octubre (el plazo para las becas de enseñanza superior cierra un poco más tarde) y trabajarán hasta el 14 de febrero.

¿Objetivo? Adelantar al máximo los plazos para abonar cuanto antes las cuantías a las que tienen derecho los estudiantes, explica el director del área de Alta Inspección Educativa, Manuel Regueiro, que recuerda que ha habido cursos en los que las últimas cantidades se pagaron en agosto, cuando el curso ya había terminado.

Refuerzos

Las personas que funcionarán como refuerzo estos cuatro meses tendrán principalmente el cometido de ser apoyo de los trabajadores que tramitan los expedientes de becas. Su trabajo será principalmente grabar los datos de las personas que solicitan las ayudas del Ministerio de Educación -como el umbral de renta, la situación familiar, la situación personal y el rendimiento académico del año anterior y otro tipo de datos que debe cumplimentar quien solicita la ayuda- en la aplicación específica, pero no forman parte de la comisión de selección de becas, que es la que supervisa la valoración inicial que se hace con la aplicación informática, que, según los datos, asigna el tipo de ayuda a la que tiene derecho el solicitante (solo la ayuda de matrícula o también la de alojamiento, o la de transporte) y la cuantía según los umbrales de renta. Hay una comisión de becas por cada unidad tramitadora en Galicia, un total de siete.

Tras una primera valoración de los expedientes se hace una lista de admitidos con la ayuda que les corresponde de carácter provisional, pero esos expedientes que se tramitan en las unidades de becas son también revisados por Hacienda, para ver que los datos económicos y patrimoniales son correctos.

El plan es que haya un primer listado de becarios en las universidades a final de año

En realidad, todo depende de lo que ocurra estos días en la arena política y de si al final hay nuevas elecciones en noviembre o no, pero la Administración central trabaja con unos plazos para intentar que las becas se abonen bastante antes que otros años. El objetivo es que con las vacaciones de Navidad esté completado el trabajo de campo, es decir, básicamente que se hayan grabado los datos de los solicitantes y haya un primer listado de becarios en las universidades.

Lo más duro del proceso de tramitación de becas se concentra en los meses de octubre, noviembre y diciembre, cuando se tramitan miles de solicitudes de ayudas. Una vez los expedientes están completos y hay un primer listado de beneficiarios, se gestionan las reclamaciones y luego se empiezan a abonar, un proceso que lleva algo más de tiempo.

En los últimos años, en Galicia ha habido más de 40.000 personas con derecho a una beca de estudios. Según las estadísticas del ministerio, en el 2018 se concedieron ayudas por un importe cercano a los 90 millones de euros en la comunidad. Solo en las universidades hay cada curso unos 18.000 becarios del ministerio.

Este año se ha adelantado la publicación de la convocatoria de las ayudas y se ha previsto un incremento presupuestario con el objetivo de llegar a 17.000 personas más en el conjunto del Estado. Son dos medidas que inciden en un cambio de rumbo que se inició todavía con el PP en el Gobierno, cuando se revertió la medida de otro ministro popular de incrementar la nota mínima para obtener una beca de 5 a 5,5 en selectividad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El refuerzo del sistema permitirá tramitar 500 becas al día en Galicia