Pasarón grita justicia en el 96

Un gol de falta directa de Álex Fernández acaba de voltear el resultado ante un rácano Sp. Gijón B


pontevedra / la voz

Venía escocido el Pontevedra de la segunda jornada de Liga. Castigado por el 4-1 siete días atrás en el feudo del Racing de Ferrol. Que su nuevo rival, el Sporting de Gijón B, se presentase en Pasarón tras regalarse un festín a costa del Sanse, 5-0, completaba el toque a rebato entre las filas granates. A los de Luismi les tocaba firmar un partido serio, y efectivo. Y se les notó en su actitud. Manifiestamente superiores durante los 100 minutos de juego que duró el encuentro a un filial asturiano que no logró sobrepasar ni una decena de ocasiones el centro del campo para encarar la vertical hacia la portería de Edu. La suerte se alió con el filial para adelantarse en el 36, y la justicia acabó ejerciendo su voluntad, recompensando al Pontevedra con una épica remontada culminada en el minuto 96.

Luismi recuperó su librillo, y arrancó el partido con cambios, tras haber roto su ley de no repetir dos alineaciones consecutivas en las dos primeras jornadas de Liga. Álex Fernández entró por Sana en el mediocentro, y Álex González por el tocado Adighibe, con Javi Pazos abandonando las bandas de ataque para erigirse en referencia ofensiva en el 4-2-3-1.

El Pontevedra se hizo dueño y señor del balón desde el pitido inicial. Y ya en el minuto 3 Bustos tuvo la primera ocasión de gol. Recibiendo de Romay en la parte derecha del área grande del Sporting de Gijón B; pero su disparo salió pegado al palo izquierdo. Poco después, en el 10, el mismo protagonista, en el mismo punto, se topó con la espalda de un defensa en un gran centro de Álex González, todo un revulsivo en el juego granate, como una semana atrás cuando entró de refresco en A Malata, haciendo siempre mucho daño por el carril izquierdo.

Y de ahí, al terreno de lo increíble. En el minuto 14 solo las manos y las piernas de contorsionista de Javi Benítez, el portero visitante, evitaron el justo gol pontevedrés. Álex González, cómo no, iniciaba por la izquierda una jugada con tres remates a bocajarro en el área. El primero, de Bustos a la derecha en el límite del rectángulo chico, con palomita del guardameta astur y rebote en un palo. El segundo, un misil de Nacho López en el primer metro del rectángulo mayor, blocado por el meta con los pies clavados. Y en el segundo rechace, con un defensor frustrando el segundo intento de Bustos, desviando el cuero a córner. Y en su saque, Víctor Vázquez se volvió a encontrar, en otro disparo a bocajarro, con la zaga rival.

Ver para creer

El dominio granate continuó hasta la pausa por hidratación del minuto 29, que acabó con Nacho López, primera baja local del encuentro, sustituido por Santi, poco después de que Javi Pazos quedase a un palmo de cabecear libre de marca en el corazón del área otro pase de mediogol de Álex González. Pero tras los tres minutos de parada técnica el partido se ralentizó. Y el cortejo del cuadro local al gol acabaría recibiendo una sonora bofetada de su caprichoso objeto de deseo. Un virtuoso toque entre líneas de César en el 36 ante la medialuna dio paso a un golpeo seco y preciso en diagonal de Bertín en el corazón del área, tras ganarle la espalda a una zaga local que dejó vendido a Edu, desapercibido el resto del partido.

Con otro balón colgado a un cuasi rematador, esta vez con Santi a un extremo y Romay al final de la conexión, arrancó la segunda parte. El guion, calcado al de la primera. El Pontevedra buscando la portería contraria, y el Sporting, parapetado en su mitad de campo.

En estas quiso el fútbol que un jugador esportinguista le rompiese aparentemente la nariz a Romay. Luismi tiró entonces de Adighibe, reservado en el once de salida por sus problemas en un tobillo. Y el punta empezó a meterle el miedo en el cuerpo al rival. Con una carrera de tres cuartos de campo en el minuto 63 asistido por Víctor Vázquez en largo, que finalizó con un tiro diagonal ajustado al segundo palo, pero por fuera. Y un nuevo remate cruzado que forzó un córner en el 66. Trece minutos después, Adighibe cabeceaba otro saque de esquina, con el balón yendo a caer frente al segundo palo a los pies del único cambio táctico del que dispuso Luismi, Pedro Vázquez. Y no perdonó, clavándola por la escuadra.

Un disparo al borde del área de Gaspar en el 86 atrapado por Edu, en una de las contadas contras concedidas por el Pontevedra en su ímpetu por sumar los 3 puntos que venía peleando desde el minuto uno, fue todo lo que supo decir en voz alta el filial asturiano en la segunda parte.

El colegiado añadió 8 minutos ante el afán esportinguista por matar cuanto segundo pudo de tiempo real de juego. Bustos mandó el balón rozando el palo en el 91. Y en el 96 el otro Álex que ya se había reivindicado en Ferrol desde el banquillo, Fernández, la colaba por la escuadra larga en una falta cerca de la línea izquierda del área. Enloquecido, Pasarón gritó gol al unísono; como podría haber exclamado aquel ‘Se ha hecho justicia’.

FICHA:

 PONTEVEDRA (2): Edu, Nacho López (Santi, min 31), Naveira (Pedro Vázquez, min 56), Víctor Vázquez, Pol, Álex Fernández, Berrocal, Álex González, Romay (Adighibe, min 60), Bustos y Javi Pazos

SPORTING DE GIJÓN B (1): Javi Benítez, Espeso, Coto, Pelayo, Villalón, José Gragera, Aizpiri, Garci (Gaspar Campos, min 80), César (Javi Cobo, min 71), Bertín (Iván Elena, min 87) y Pelayo Morilla 

Árbitro y tarjetas: Alfonso Vicente Moral (Castilla-León). Expulsó al jugador local Campillo estando este en el banquillo (min 97). También amonestó a sus compañeros Nacho López, Javi Pazos, Víctor Vázquez, Adighibe y Álex Fernández; y a Espero y Garci, por el Sporting de Gijón B.

Goles: 0-1, min 36: Bertín. 1-1, min 79: Pedro Vázquez. 2-1, min 96: Álex Fernández.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pasarón grita justicia en el 96