Una semana para estar a todo gas

El Pontevedra espera la llegada del central marroquí Jaouad Erraji en unos días, además de trabajar en la recuperación de Javi López y Adighibe y que Alfredo Mejía coja el ritmo


Pontevedra / La Voz

El Pontevedra cuenta las horas para deshacer el mal recuerdo del partido contra el Ferrol. Quiere desmontarlo a base de juego y de goles, las únicas dos recetas universales para lograrlo. Pero para obtener estos resultados hace falta que todo el equipo ruede de forma conjunta, sino cuesta más aplicar la receta. Y en la casa granate, los que están tendrán que redoblar el esfuerzo para lograrlo.

La llegada de Alfredo Mejía da más opciones a Luismi en el centro del campo, pero el recién llegado necesita muchos minutos aún para coger el ritmo de sus compañeros. Este viernes subió ya a Cerponzóns para el entrenamiento, aunque el domingo no podrá saltar a Pasarón. «Necesita acumular trabajo, coger ritmo de entrenamiento no está aún para entrar», puntualizó el míster. No es el único que no entrará en la convocatoria. Tampoco lo hará Javi López. Aunque su lesión no reviste gravedad, el lateral andaluz está haciendo un trabajo aparte con el fisioterapueta y el preparador físico. Las molestias musculares de la vuelta a la actividad tras la lesión le han demostrado que todavía tiene camino por andar para alcanzar el nivel físico de sus compañeros. «Una cosa son los partidos de pretemporada y otra bien distinta es la competición, cuando el rival presiona más y el nivel de exigencia sube», explica Luismi, que espera que en los próximos días pueda volver a entrenar con el grupo. Otro de los jugadores que todo apunta a que se caerá de la lista es Adighibe, que «está entre algodones, es duda, probaremos este sábado que es la última sesión para ver cómo va, mientras no llevas golpe puedes ir aguantando», precisó el técnico, que ya se vio obligado a cambiarlo en el último partido contra el Racing. Todavía entrena con algo de precaución, aunque desde el club aseguran que no reviste la mayor gravedad.

Contra esta lista de ausencias, Luismi podrá contar esta vez con Santi Figueroa, recuperado ya se su molestias y espera que la próxima semana puedan estar ya todos en buen estado. Además cuenta con que el defensa Jaouad Erraji llegue a principios de la próxima semana y en el encuentro contra el Ibiza pueda descartar por cuestiones técnicas y no por obligación.

Tras la derrota en Ferrol ya advirtió de que haría cambios de hombre por hombre. «Voy a hacerlos, necesitamos otros jugadores en puestos determinados que me den lo que necesitamos para hacerle daño al Sporting B», subraya Luismi, que espera que no pase nada en Pasarón y pueda recuperar a toda la plantilla la próxima semana.

Respecto al partido del domingo, Luismi teme el fuerte calor que pueda hacer a las 18. 00 horas, pero como eso no vale de excusas. «Aunque tengamos miedo del calor, hay que pensar que somos dos equipos del norte», bromea el técnico granate, que solo le ofrece respeto que el Sporting B venga de golear 5-0 al Sanse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una semana para estar a todo gas