Veinte especies exóticas amenazan la biodiversidad en Pontevedra

Medio Ambiente advierte en contra de la liberación sin control de mascotas


pontevedra / la voz

La presencia de especies exóticas invasoras en Pontevedra se extiende tanto a las ciudades como al rural y amenaza la biodiversidad de la provincia. La Consellería de Medio Ambiente ha catalogado un total de veinte especies, algunas de ellas con varias décadas de presencia en suelo gallego, como el visón americano, y otras más recientes, como la velutina, pero igual de dañinas para la fauna y flora locales.

El visón americano (Mustela vison) es uno de los ejemplos más conocidos. Su aparición en el monte pontevedrés se debe a dos vías: liberaciones accidentales o provocadas de granjas peleteras. Su abundancia es especialmente importante en todo el litoral de la provincia de Pontevedra. Es un animal especialmente voraz y que, además, ha desplazado a la población de visón europeo autóctono. Su impacto es considerable, pero su erradicación es muy compleja.

La Administración autonómica ha logrado ponerle coto en Illas Atlánticas, en un programa que también ha retirado todos los gatos de los archipiélagos. Visones y mininos tienen un «gran impacto» en las colonias nidificantes de aves marinas y otras especies amenazadas de las islas, de ahí el carácter prioritario de su exclusión del Parque Nacional.

Suena raro pensar que en Galicia haya mapaches (Procyon lotor), una especie que asociamos más a los bosques de Estados Unidos o Canadá, pero Medio Ambiente dispone de observaciones dispersas de este mamífero en las cuatro provincias. Para la consellería, esta situación «suxire que a súa liberación ao medio natural se está a producir ben por escapes accidentais ou ben por liberación de exemplares que son mantidos como mascotas por particulares».

El cerdo vietnamita (Sus scrofa var. domestica) está presente en el centro y sur de Pontevedra, incluidas las Gándaras de Budiño, donde llega a hibridar con el jabalí, según incide la Xunta. La consellería «ten desenvolvido distintas actuacións de erradicación e control dos exemplares híbridos detectados».

Los ríos pontevedreses no son ajenos a los invasores exóticos. La perca americana común (Micropterus salmoides), la carpa (Cyprinus carpio), el cangrejo rojo americano (Procambarus clarkii) y el cangrejo señal (Pacifastacus leinusculus) se pueden encontrar en los cursos fluviales. Está permitida su pesca como medida de control para frenar su expansión por la provincia

Tortugas y percas

Hay otros animales exóticos, que viven en los ríos de la provincia, para los que no se autoriza la pesca, pero sobre los que la consellería «realiza fundamentalmente tarefas de seguimento das poboacións coñecidas e alerta temperá da súa aparición en novas localidades».

Por un lado está la almeja asiática (Corbicula fluminea), un molusco abundante en O Baixo Miño, donde vive a lo largo de decenas de kilómetros del río y cuya erradicación «se considera inviable». La perca sol (Lepomis gibosus) también se centra en O Baixo Miño. Su presencia en el principal sistema fluvial gallego se debe a ejemplares utilizados como cebo vivo para pesca recreativa o su liberación como peces ornamentales.

Por último, están las distintas clases de tortugas exóticas, sobre todo el galápago de Florida (Trahcemys scripta). Este último reptil es «de ampla distribución en humedais e ríos da provincia, especialmente no litoral». La consellería retira de forma habitual ejemplares en los casos donde presenta un mayor riesgo para el medio natural donde se encuentra.

El picudo rojo y la avispa asiática, los insectos de mayor proyección entre los ciudadanos

La avispa asiática (Vespa velutina nigrithorax) llegó hace seis años a Galicia y se ha extendido por toda la provincia, causando una gran alarma social por lo espectacular de sus nidos y el temor a sus picaduras. En el control de este insecto intervienen varias consellerías, concellos y agrupaciones de Protección Civil y voluntarios. Es una especie que supone un riesgo importante para los valores del medio natural, especialmente en la Red Natura. La velutina también ha provocado grandes pérdidas en el sector de la apicultura, porque se alimenta principalmente de abejas y ha destruidos cientos de colmenas allí donde ha establecido sus colonias.

El escarabajo picudo (Rhynchophorus ferrugineus), que llegó a Galicia cruzando el Miño, es uno de los más dañinos para las palmeras, provocando la muerte del árbol y ha causado graves estragos en parques, jardines y paseos, sobre todo de los municipios de la costa.

Además, hay otras especies exóticas invasoras, sobre las que por su biología, distribución o capacidad de dispersión, no se considera viable desarrollar ningún plan de erradicación o control, aunque se hagan tareas de seguimiento desde la Xunta. Se trata de la hormiga argentina (Linepithema humile), que llegó a España en 1923; el pequeño caracol de río (Potamopyrgus antipodarum) y el gasterópodo marino Credipula fornicata, que tiene una especial incidencia en la ría de Arousa.

Gansos en Pontevedra y colonias de cotorras en Vigo

Las aves exóticas también están introduciéndose en la provincia, tres especies especialmente adaptadas al entorno urbano. La Consellería de Medio Ambiente informa de colonias de dos clases de cotorras, la argentina (Myopsitta monachus) y de Kramer (Psittacula krameri). De la primera, se han detectado colonias nidificantes en varias ubicaciones del concello de Vigo -donde hay más- así como en la ciudad de Pontevedra y algunos otros lugares de la provincia. Medio Ambiente ha autorizado actuaciones de control de estas colonias «naqueles lugares nos que se converteron nunha molestia excesiva para os residentes ou mesmo nun problema de salubridade».

La cotorra de Kramer, menos abundante en el medio natural gallego que la argentina, está colonizando la ciudad de Pontevedra. Desde la consellería se precisa que «en ambos casos, a presenza de exemplares ao medio natural se produce como consecuencia da liberación ou espace accidental de exemplares mantidos como mascotas».

Pico de coral

Por otra parte, el ganso del Nilo (Alopochen aegyptiacus) se han encontrado ejemplares que huyeron de colecciones privadas o que se han desplazado a Galicia desde otras partes de la Península donde ya vive de forma salvaje. El departamento autonómico ha retirado ejemplares en Pontevedra y O Baixo Miño, pero persisten, por ejemplo, en el río Gafos.

Asimismo, por su parte, procedente del norte de Portugal, se ha extendido por la provincia el pico de coral (Estrilda astrild) es un pájaro que tiene una población reproductora «significativa» en los humedales pontevedreses, sobre todo en O Baixo Miño. Se están haciendo seguimientos de sus poblaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Veinte especies exóticas amenazan la biodiversidad en Pontevedra