El dragado del Lérez incorporará la dársena de As Corbaceiras

Portos explica que si hay fangos contaminados los procesará un gestor en tierra


pontevedra / la voz

Los nuevos responsables de Portos de Galicia manifestaron su intención de seguir adelante con el proyecto del dragado del Lérez, con dos novedades importantes frente al programa que se presentó hace dos años y que fue cuestionado por buena parte de las cofradías. Por un lado, el departamento autonómico confirmó que se modificará el punto de vertido de los áridos, fuera de la ría, mientras que, por otro lado, se incorporará al proyecto el dragado de la dársena de As Corbaceiras, en Pontevedra, atendiendo la petición del concello. «O novo proxecto supón cambios principalmente na zona de depósito dos áridos, aínda que se terá en conta a alegación do Concello de Pontevedra para incluír tamén a dragaxe da zona interior das Corbaceiras», apuntaron desde la Consellería do Mar.

El proyecto ambiental y técnico se expuso al público hace dos años y contemplaba que los áridos de mejor calidad se depositasen en una zona de Campelo, para mejorar el sustrato arenoso y multiplicar la productividad de esa área. Este aspecto del programa, consensuado con las cofradías de Raxó, Pontevedra y Lourizán, se mantiene, en la medida de que el propio sector saldrá beneficiado de la mejora del banco y porque no provocó oposición como sí pasó con Tambo.

La Xunta quiere aprovechar esta arena en buen estado para zonas de la ría que están deterioradas. «Os áridos aptos para a rexeneración de bancos marisqueiros ou outros usos produtivos destinaranse a ese usos», precisa la consellería. Más concretamente se añade: «É o caso da previsión de depositar os áridos de mellor calidade no bando de Campelo, que se mantén».

Ahora bien, existe una gran cantidad de lodos que no son válidos para destinarlos a Campelo. La Xunta admite que no será en Tambo y manifiesta: «Os que non poidan ter usos produtivos depositaranse no fondo mariño». Está por determinar dónde, ya que las cofradías arousanas, por ejemplo, se opusieron a que se haga en el punto de vertido autorizado por la Administración central la oeste de Sálvora y que se utilizó en otros proyectos de infraestructuras en años pasados.

Por su parte, la Xunta también tiene en cuenta las posibles nuevas circunstancias derivadas de incluir el dragado del puerto de As Corbaceiras, al ser un área muy urbanizada y susceptible de que su sustrato estén en peor estado. «En caso de atopar nas Corbaceiras áridos que presenten contaminación e sexan incompatibles con eses dous destinos, trataranse en terra dentro dun proceso de valorización ou envío a un vertedoiro». Es decir, en ningún caso acabarían lodos contaminados en el mar, ni siquiera en aguas exteriores de la ría.

La tramitación ambiental de un dragado es muy complicado y puede ocupar años, por lo tanto, Portos intentará acortar los plazos en la medida de lo posible. El proyecto que se expuso el año pasado incluye una serie de informes técnicos preceptivos, que desde Mar apuntan que se revisarán a lo largo de este año «Gran parte dos estudos realizados previamente para este proxecto manteñen a súa validez, pero vanse actualizar e complementar coa caracterización dos sedimentos das Corbaceiras».

Habrá que tomar los pasos para la declaración de impacto ambiental, por lo que se incluirá una exposición pública, que además contribuye a «darlle total transparencia ao proceso», señalan desde la consellería.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El dragado del Lérez incorporará la dársena de As Corbaceiras