Yago Iglesias: El palmeirense que fusionó su vida con el balón

Su trayectoria futbolística incluye experiencias como jugador, entrenador y preparador físico

m. a.
RIBEIRA / LA VOZ

Son tantos los niños que desde pequeños sueñan con convertirse en futbolistas que, a menudo, estas ilusiones tienden a fracasar. Pero historias como la de Yago Iglesias demuestran lo contrario. La experiencia deportiva de este palmeirense se remonta a su infancia, pues lleva toda su vida acompañado de un balón.

Empezó entrenando a los 12 años en el Palmeira Club de Fútbol. Al mismo tiempo que fueron pasando las temporadas, sus destrezas sobre el campo iban en aumento. Esta desarrollada habilidad fue lo que lo empujó a matricularse en INEF.

La posibilidad de formar parte de este mundo estaba cada vez más cerca. Pero si hay algo que todos los amantes del deporte saben es que convertirse en jugador de fútbol es algo muy complicado, que no muchos pueden conseguir. Fue por ello que «cuando me di cuenta de que era posible ser profesional en este deporte, me cambié al otro lado de la línea», señala Iglesias. 

De futbolista a entrenador

Con 24 años, su carrera daba un giro de 180 grados: «Tan pronto vi que era posible ejercer en este ámbito, me preparé y me saqué los cursos de entrenador y preparador físico», justifica el deportista. A su temprana edad ya capitaneaba alineaciones regionales: «El porcentaje de exjugadores como líderes es muy alto en tercera división. Que yo estuviese ejerciendo sin mucha experiencia es un caso muy raro».

Su trabajo como preparador físico empezó en la comarca, entrenando al Boiro. Yago Iglesias lideró al equipo durante dos años y fue en este tiempo que logró el ascenso a Primera Autonómica.

Durante la temporada 2009-2010 fichó para la categoría infantil del Pontevedra CF, consiguiendo ser décimo clasificado de la liga. Después pasó por muchos otros clubes como Portonovo, Palmeira y A Pobra, logrando buenos registros.

En sus años en el Pontevedra forjó amistades importantes en su carrera, que le propiciaron una oportunidad única: trabajar como preparador físico en la Champions League de Asia.

El Al Ittihad FC es el club más antiguo de Arabia Saudí, y también uno de los más populares: «Este equipo era como el Real Madrid árabe. El nivel de aquella liga era increíble». La comparación de Yago Iglesias se debe a que el equipo formaba parte de la Primera División Árabe.

El deportista recuerda la experiencia con cariño, pero con unas diferencias culturales muy sorprendentes para él. La forma tanto de vida como de entender el ejercicio era muy distinta: «Yo estaba preparando a unos jugadores de Primera División, pero la cultura del deporte y, sobre todo, del fútbol no estaba tan arraigada allá como si lo estaba en España. Aquí los jugadores se cuidan muy bien, incluso cuando son semiprofesionales, pero aquel país el deporte no era algo tan serio».

Después de esta experiencia, regresó a Galicia y desde 2013 lleva ejerciendo como profesor de preparación física y metodología para la Gederación Gallega de Fútbol. Durante los tres años que prosiguieron a su vuelta continuó como entrenador, instruyendo a equipos locales como el Puebla, el Atlético de Riveira o el Noia. 

El más longevo

En 2016 y debido a su mala racha, el Compostela renovó su plantilla por completo y Yago Iglesias entró en escena para liderar una formación nueva y rejuvenecida.

Ya son cuatro los años que este deportista está en el banquillo del multiusos de San Lázaro: «Cuando un equipo no va bien al primero que echan siempre es al entrenador. Darme cuenta de que llevo desde aquella aquí, me hace pensar que estoy haciendo bien las cosas, pues soy uno de los que más tiempo ha durado en el Compostela».

En un primer instante, el club le propuso un acuerdo de largo-medio plazo, pero teniendo en cuenta las metas que Yago Iglesias ha conseguido, lo que ya es seguro es que se quede en el equipo una temporada más: «Ganamos la liga el año pasado, pero lo que pretendemos para el siguiente año es devolver el ascenso a Segunda B. Mis propósitos siempre son mejorar los objetivos del año anterior».

Yago Iglesias dice que, aunque en este mundo es casi imposible pensar a largo plazo, lo que él tiene claro es que su camino no se separará nunca del fútbol.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Yago Iglesias: El palmeirense que fusionó su vida con el balón