«Mientras seamos los dueños de la plaza, habrá toros en Pontevedra»

Eduardo Lozano lamentó que el presidente hubiese privado a Diego Ventura de abrir la puerta grande


Satisfecho. Bastante satisfecho se mostraba este lunes Eduardo Lozano, propietario de la plaza de toros de Pontevedra, por el resultado artístico de la lidia, así como de la respuesta de la afición a los carteles presentados este año en la feria taurina de A Peregrina. Eso sí, entre risas, no dudó en criticar la dureza de la presidencia a la hora de entregar trofeos a los toreros, una circunstancia que propició que se escucharan silbidos y abucheos por parte del público al conocer determinadas decisiones que no compartían.

Así, se hizo esperar a la hora de conceder este domingo la segunda oreja que logró cortar Manzanares al primero que le tocó en suerte, Economista, espera que exasperó al público, como también lo hizo el hecho de que no quisiera premiar el esfuerzo y la lidia de Morante de la Puebla con su segundo, Limonero. Tanto este espada como El Juli se marcharon de vacío de Pontevedra.

En cuanto a la primera de feria, la bronca fue monumental al hurtársele a Diego Ventura el segundo de los apéndices que le hubiera permitido salir a hombros de la arena del coso de San Roque. Pablo Aguado, que debutaba en la ciudad del Lérez, no consiguió trofeo alguno, mientras que El Fandi cortó una oreja a cada uno de sus toros. De este modo, el balance del 2019 deja únicamente media docena de apéndices cortados.

«Hemos tenido este año un presidente -Antonio Nieto, jefe de la Unidad de Policía Autonómica de A Coruña- y un asesor muy exigentes, exigentes de más. Le quitaron la puerta grande a Diego Ventura y el domingo le privó de una oreja a Morante... Cuando fue una de las mejores veces que se le ha visto torear por aquí. Muy buena gente, pero se creía que estábamos en la Monumental de Las Ventas», bromeó Lozano.

El empresario se congratuló, en todo caso, de la afluencia de público, algo que provocó que el domingo se superasen ampliamente los tres cuartos de entrada y estuviese a punto de colgarse el cartel con el «no hay billetes». «Afortunadamente, en cuestión de público, ha ido mejor que el año pasado. Estamos contentos».

Futuro más inmediato

«Sí, por supuesto». Esta fue la respuesta del empresario a la pregunta de si, a la vista del resultado de la feria taurina de A Peregrina, está garantizada su continuidad en el 2020. Eso sí, evito desvelar su estructura, esto es, si volverá a repetir el esquema de una novillada y dos corridas, una de ellas mixta.

En todo caso, Lozano dejó claro que, «mientras seamos los dueños de la plaza, habrá toros en Pontevedra. Y sigan las peñas y la afición que hay en la ciudad».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Mientras seamos los dueños de la plaza, habrá toros en Pontevedra»