Un niño de 13 años se cae en Pontevedra desde un balcón sin sufrir lesión alguna

El pequeño estaba jugando y se precipitó a la calle en Blanco Porto


Pontevedra / La Voz

A primera hora de la noche del pasado jueves, 1 de agosto, la caída de un niño de 13 años desde un balcón de un edificio de la calle Blanco Porto, en Pontevedra, movilizó a la Policía Local y a los servicios sanitarios del 061 e hizo temer lo peor. Sin embargo, para sorpresa de propios y extraños, todo se quedó en un susto, ya que el pequeño, según confirmaron desde la Jefatura municipal de Pontevedra no habría sufrido lesión alguna. «Ni un rasguño», aventuraron a decir este viernes vecinos de este punto del casco urbano de la ciudad del Lérez.

Al parecer, el incidente se podujo cuando el niño estaba jugando en el balcón de un primer piso. No ha trascendido si, en el momento de ocurrir el suceso, se encontraba solo u en compañía de otras personas, si bien la tesis que maneja la Policía Local es que, en un momento dado, se pudo colgar de la barandilla precipitándose al suelo.

De inmediato, se dio aviso a este cuerpo de seguridad, así como se requirió la presencia de una ambulancia del 061. Sin embargo, y a tenor de lo que ha trascendido, finalmente la intervención de los facultativos sanitarios no fue necesaria, ya que el pequeño no habría sufrido daño alguno pese a la aparatosidad del incidente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un niño de 13 años se cae en Pontevedra desde un balcón sin sufrir lesión alguna