Sanxenxo, Pontevedra, O Grove y Vigo, motores turísticos de las Rías Baixas

La provincia esquivó la inestabilidad meteorológica y mejoró las cifras de hace un año


Pontevedra / La voz

Pese a la inestabilidad climatológica registrada el pasado mes de julio, los datos que maneja la Diputación de Pontevedra reflejan que los porcentajes de ocupación fueron superiores a los cuantificados el pasado año. Así, se alcanzó una media en la provincia del 70,4 %, tres puntos por encima del mismo período del 2018. «A provincia de Pontevedra sigue a ter uns resultados extraordinarios», subrayó Carmela Silva, quien sitúo a Sanxenxo, Pontevedra, O Grove y Vigo como los motores turísticos de las Rías Baixas.

Así, mientras que la comarca de O Salnés se sitúo en el 71 %, un 2,5 % más que hace doce meses, los concellos de Sanxenxo y O Grove alcanzaron, respectivamente un 82 y un 79 % de ocupación. Es algo similar a lo que se vivió en la comarca capitalina, donde la media se mantuvo por encima del 79 % -casi siete puntos más que hace un año-, un porcentaje que se incrementó hasta superar el 82 % en el caso concreto de la ciudad de Pontevedra. Por su parte, en la comarca de Vigo se logró una media del 76,5 %, si bien este porcentaje aumento hasta el 82 % en el caso concreto de la ciudad olívica y hasta el 77 % en el supuesto de Baiona. «En resumo, Sanxenxo, O Grove, Vigo e Pontevedra son as zonas da provincia con maior ocupación seguidas de Baiona. Polo tanto, os destinos turísticos por excelencia da nosa provincia dunha forma consolidada», remarcó al respecto.

En cuanto al resto de comarcas, O Morrazo alcanzó un 79 %; O Baixo Miño, el 70,2 %; O Condado e A Paradanta, el 53,6 %, tres puntos por debajo de lo registrado en el 2018, circunstancia que contrasta con lo acontecido en Deza e Tabeirós-Terra de Montes, que con un 60,7 % la ocupación se incrementó en cerca de un 13 % con respecto al 2018.

Mención aparte se merece la comarca de Caldas, donde se llegó al 77,1 %, un porcentaje «leventemente inferior á de xullo do ano pasado», pero que se ve compensado por el hecho de que la villa en sí colgó el cartel de completo durante la primera quincena del mes. Carmela Silva vinculó esta circunstancia a la celebración del festival PortAmérica, una circunstancia que, según destacó, pone de manifiesto la validez de la apuesta de la Diputación por promocionar estas citas musicales. «Foi una idea grande, tan grande que logo a copiou a Xunta de Galicia. Non o digo como unha crítica, o digo como unha posta en valor daquela idea que nós tivemos fai catro anos», subrayó.

Puente del 25 de julio

De igual modo, la celebración de jornadas festivas, caso de la del 25 de julio, se ha demostrado que contribuye a mejorar sustancialmente las cifras de ocupación. Así, a nivel provincial, esta se situó en un 75,6%, «un dato espectacular», mientras que las comarcas en las que se alcanzó un porcentaje superior fueron las de O Salnés (85,2 %), Pontevedra (84,5 %), O Morrazo (87,9 %), Caldas (81,6 %), Vigo (81,1 %) y Baixo Miño (83,7 %).

En cuanto al perfil de los visitantes, este se corresponde con un turismo familiar, compuesto, normalmente, por cuatro personas que realizan una estancia media de ocho días. Solo quince de cada cien turistas que recalan en las Rías Baixas son extranjeros y proceden, sobre todo, de Francia, a Alemania, Portugal, Italia y Argentina, mientras que los nacionales son oriundos, primordialmente, de Madrid, Barcelona, Euskadi, Aragón o Extremadura.

Una de las cuestiones que trasladaron los hosteleros pontevedreses a la Diputación y de la que se hizo eco la presidenta de esta Administración es que «o gasto medio por visitantes tamén aumenta dunha forma substancial, polo tanto, máis economía, máis riqueza, máis beneficio».

A este respecto, Silva no dudó en aludir al tiempo que se registró en julio para señalar que hay turistas que se desplazan a destinos muy concretos de Pontevedra atraídos simplemente por el sol y la playa, si bien, dejó claro, que el grueso de visitantes buscan otros aspectos que les ofrece la provincia, como pueden ser la cultura o la gastronomía.

Parque Nacional

Carmela Silva aludió, asimismo, a las cifras «espectaculares» que registró el Parque Nacional das Illas Atlánticas. Así, las Cías, que tienen un cupo de 2.200 personas, «estiveron sen prazas todo o mes e para agosto está todo completo ata o día 23», mientras que en Ons, que tiene un cupo de 1.300, se contabilizaron treinta mil visitas durante el mes de julio con «seis días sen prazas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sanxenxo, Pontevedra, O Grove y Vigo, motores turísticos de las Rías Baixas