Las cinco ausencias que hicieron sufrir en los triangulares a domicilio

Las bajas de Pol Bueso, Adighibe, Pedro y los dos Javis pasaron factura al equipo


PONTEVEDRA / LA VOZ

No fue un fin de semana demasiado alegre para el Pontevedra de Luismi Areda. Tras el buen sabor que dejó el Trofeo Luis Otero, que funcionó como el estreno de la pretemporada, los granates dieron una imagen mucho más fría y gris en tierras morañesas y teenses. Ningún once logró despegar del todo, y ningún partido acabó con resultado positivo pese a sus quehaceres.

En Moraña, el Celta B se hizo con el trofeo del Carneiro ó Espeto, mientras que en Teo, el UD Ourense se llevó el X Triangular Praíña. El Pontevedra saldó el fin de semana con apenas un gol de penalti gracias a la pericia de Álex Fernández contra el Fabril. En el resto de encuentros, el marcador se quedó a ceros.

Evidentemente, no es esta una preocupación alarmante o de urgencia. Las pretemporadas tienen un objetivo claro, que no es otro que tratar de afinar, calentar y engrasar la maquinaria con la que se deberá trabajar durante todos los encuentros que dura la liga, una competición que este año, además, será harto complicada al estar el equipo de Lupe Murillo en un grupo especialmente complejo y exigente.

Ahora bien, afición y jugadores, si percibieron una serie de ausencias realmente destacadas durante el sábado y el domingo. Cinco nombres que están llamados a tener un papel destacado dentro del nuevo Pontevedra, pero que en salvo un caso, aún no han podido aparecer sobre el terreno de juego.

Pol Bueso, que ha llegado este año como una apuesta defensiva sólida y experimentada, aún no se ha estrenado como granate sobre el césped. Su ausencia ha originado ver jugadores en la posición de central poco habituales o jóvenes. De la misma forma, Adighibe, el delantero de veintitrés años aún no ha actuado. En su caso, días antes había mostrado problemas en la rodilla derecha.

La afición tampoco ha podido ver todavía a Pedro Vázquez, y puede que tarde todavía un poco en hacerlo, al menos, al cien por cien. El vigués fue operado de apendicitis mientras se encontraba de vacaciones en Estados Unidos. Cualquier intervención quirúrgica requiere de tiempo y reposo, por lo que aunque ya está entrenando con el resto de compañeros, será duda durante las próximas semanas.

Javi López, lesionado de gravedad la pasada temporada continúa también en proceso de recuperación. Durante seis meses, el jugador tuvo que mantenerse en standby, pero es de esperar que más pronto que tarde aparezca para poder volver a disfrutar del fútbol en Pasarón y sus respectivas salidas.

Por último, la ausencia de Javi Pazos, el otro delantero puro del equipo -aunque también está Rivera-, hizo que el gol resultase una tarea todavía más difícil de lo habitual. El futbolista recibió un golpe durante el duelo por el Luis Otero, el pasado miércoles, y parece que el cuerpo técnico ha querido no forzar la máquina y darle reposo a lo largo de las dos triangulares.

Sea como sea, el Pontevedra no para y tiene por delante un buen número de encuentros en los que descubrir las caras nuevas y seguir puliendo el juego del equipo. Sin ir más lejos, este miércoles, el último día del mes de agosto, a las 20 horas, se celebrará el Trofeo Cidade de Pontevedra. ¿Sus protagonistas? El equipo de Pasarón, como no, junto al Deportivo y el Tenerife.

Desde el club recuerdan que la venta de abonos continúa activa, y que dan acceso a los partidos del verano en Pasarón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las cinco ausencias que hicieron sufrir en los triangulares a domicilio