El «tesoro» de los viajes a Galicia del padre Sarmiento

Marcelino Agís incide en un libro en la importancia que para el pensador tenía el conocimiento empírico


El padre Sarmiento -«uno de los autores ilustrados más importantes del pensamiento gallego y español»- buscó el conocimiento también más allá de escudriñar en las bibliotecas y archivos. Esta faceta menos conocida es en la que incide el catedrático y decano de la Facultade de Filosofía, Marcelino Agís, en la publicación O padre Sarmiento, viaxeiro (Galaxia). «A partir de los 50 años, se da cuenta de que había pasado su vida encerrado en su biblioteca y en las de monasterios benedictinos y que para coger muestras de fauna y flora, y obtener conocimientos geográficos hay que hacerlo viajando, pateando...», dice el autor.

En el interés del padre Sarmiento por «completar lo que conocía a través de los libros con su experiencia directa de la realidad» enmarca Agís las tres escapadas que realizó a Galicia, puesto que siempre expresó su interés por su lengua, leyendas, flora y fauna, entre otros aspectos. La primera de las visitas fue en 1725 y pasó cuatro meses en Galicia. Veinte años después, en 1745, regresó porque era año santo y quería ganar el jacobeo. El diario de viajes que dejó es calificado por Agís como «un auténtico tesoro» ya que ofrece detallada información de todo el recorrido que realizó desde Pontevedra rodeando O Salnés y también de Santiago en la mitad del siglo XVIII. «En este diario de viajes aporta una información valiosísima para conocer muchos aspectos tanto de la ruta, como de la ciudad y la peregrinación», explica el catedrático de Filosofía.  En la última visita, en 1754, recorrió las Rías Altas y dejó «descripciones fantásticas».

¿Qué es lo que más le sorprendió? «La toponimia porque después de varios siglos está bastante igual, lo que ha cambiado muchísimo es la realidad de los pueblos y lugares por don él pasa», responde.. 

Agís entiende que este perfil como viajero del padre Sarmiento es menos conocido porque algunos los ven «como una especie de excursión y, por tanto, menor. Pero, en realidad, al leer estas crónicas y diarios obtenemos una información valiosísima». Incide también en la investigación de Santos Puertos que sitúa el lugar de nacimiento en Cerdedo (Pontevedra) y no en Villafranca del Bierzo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El «tesoro» de los viajes a Galicia del padre Sarmiento