Determinar la velocidad, «una pieza clave» en el accidente de Redondela

Especialistas de Tráfico de Madrid o Mérida reconstruiran el siniestro en el que fallecieron tres menores

;
La Guardia Civil avanza las primeras impresiones sobre el accidente de Redondela Anuncian la inminente incorporación de especialistas del Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico (ERAT) procedentes de Madrid o Mérida

Pontevedra / La Voz

«Es una importante tragedia (...). Tenían toda la vida por delante». Con estas sentidas palabras, el teniente coronel Javier Molano, máximo responsable de la Guardia Civil de Tráfico en Galicia, se refirió al accidente que le costó la vida a tres jóvenes, menores de edad, en Redondela.

Confirmó que en el marco de la investigación ya se ha tomado declaración al conductor y al joven que viajaban en el asiento del copiloto, si bien dejó claro que «no se descarta ninguna hipótesis». De este modo, se están valorando cuestiones que van desde el factor humano hasta el estado de la carretera o del vehículo, «un coche que ya tenía sus años de antigüedad, quince años», acotó Leovigildo Villares, capitán de Tráfico en Pontevedra.

Javier Molano consideró que determinar la velocidad a la circulaba el automóvil será «una pieza clave» a la hora de establecer las circunstancias del siniestro. En este punto, los datos con los que cuenta la Guardia Civil por el estado en el quedó el coche apuntan a que se trató de una colisión que «denota una gran violencia», en la que si bien la velocidad parece estar presente, en estos momentos no se puede concretar si era excesiva o no. 

Lo que sí se ha descartado en las presencia de tóxicos -alcohol o drogas- en el conductor, así como que hubiera un segundo vehículo implicado. Igualmente, el teniente coronel de Tráfico pudo confirmar que cuatro de los cinco ocupantes del turismo usaban el cinturón de seguridad, mientras que en el caso de la quinta, una de las fallecidas, es una circunstancia que no se puede acreditar en estos momentos.

Molano, asimismo, destacó que ya se ha autorizado la intervención de los especialistas de Madrid o Mérida del Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico (ERAT), si bien aún no hay una fecha concreta para su desembarco en la investigación. Por lo pronto, se sabe que van a recrear el accidente con las más modernas técnicas de ciencia forense, por lo que, previsiblemente, será preciso cortar el tramo de carretera donde ocurrió el accidente.

Normalmente, este tipo de actuaciones de reconstrucción buscan que existan las mismas condiciones meteorológicas y de luz natural o artificial que existían cuando se produjo la colisión. En todo caso, Javier Molanes remarcó que «no es un tramo de riesgo», así como que no es especialmente problemático. De hecho, desde el 2006 solo se ha registrado otro accidente grave, el de un motorista, en un radio de cuatrocientos metros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Determinar la velocidad, «una pieza clave» en el accidente de Redondela