«Me gustaría luchar por el top 10»

Competirá en el Mundial de larga distancia antes de buscar plaza para el Ironman de Hawaii


pontevedra / La Voz

Saleta Castro (Pontevedra, 1987) corre en casa. Desde hace días ya entrena por Pontevedra para competir el sábado en la prueba estrella del Multisport, el Mundial de Triatlón de larga distancia. Confiesa que es realista cuando dice que verse entre las diez primeras, sería ya un triunfo, aunque con la boca pequeña reconoce que el oro sería «un sueño». Llega a un Mundial que conoce al dedillo, no solo compitió el año pasado, sino que es su campo de entrenamiento, lo que le da una ventaja frente a sus rivales.

-¿Cómo llega a este Mundial?

-La verdad es que estoy bien, estos últimos días han sido muy buenos de entrenamientos y me encuentro bien para la gran cita y además, con muchas ganas.

-¿Podemos decir que es el primer gran objetivo de la temporada?

-Sí, es el Campeonato del Mundo en casa y hay que estar lo más fuerte posible e intentar hacer un buen resultado. El otro gran objetivo es la clasificación para Hawaii, pero antes haré al Ironman de Franckfort el 30 de junio porque hay dos plazas en esa carrera para clasificarse, así que habrá que luchar por ellas.

-Está acostumbrada a distancias Ironman, pero es tu primer mundial en larga distancia.

-Como el año pasado corrí el Campeonato de España, la verdad es que llevó la distancia bien entrenada, es algo más corto que el Ironman, pero más exigente, especialmente en la carrera a pie. Espero afrontarla con mucha ilusión, se me dan mejor los circuitos más largos como la maratón o el Ironman, donde influye más la psicología, pero esta distancia es exigente con un circuito duro y además, no dejan de ser seis horas de competición en las que puede pasar cualquier cosa.

-Para alguien ajeno a esta disciplina, ¿cómo se explica el rendir mejor en pruebas más largas?

-Son distancias totalmente distintas. El Ironman son 3.800 metros nadando, 180 en bicicleta y 42 corriendo. Me siento más cómoda porque es una lucha más contigo misma. Entrenamos muchas horas y estamos acostumbrados a rendir al máximo cuanto más tiempo, mejor. En esta carrera al ser más corta, el rendimiento y la exigencia es mayor porque implica ser más rápido, mientras que el Ironman implica más control porque la maratón no es algo que puedas entrenar siempre, pero los 30 kilómetros del triatlón sí puedes hacerlo, entrenas sobre la distancia. Cuando llegas a la competición te encuentras que ya has hecho una hora nadando, cinco en bici y te quedan dos corriendo, tienes que estar preparado físicamente, pero también psicológicamente. Ahí es donde le tengo cogido el punto.

-Conoce bien el trazado de Pontevedra después del Campeonato de España del año pasado, ¿cuál es la parte más complicada?

-Cada parte tiene su miga, el Lérez en principio parece una piscina, pero los que conocemos el río sabemos que hay corrientes, que hay que saber moverse bien de un lado para otro para que no te perjudique. La bicicleta tiene un recorrido muy técnico y exigente en el que tenemos que saber exprimirnos y controlar la carrera para llegar con las mayores fuerzas posibles a los 30 kilómetros. En una prueba de estas características lo más duro es la parte a pie donde hay que darlo todo para llegar a la línea de meta lo mejor posible. Si te pasas en bici lo pagas después, hay que buscar el punto intermedio entre el control y la velocidad y en un recorrido tan exigente como el de Pontevedra hay que saber cuándo tenemos que apretar.

-El año pasado se llevó la plata en la prueba nacional, ¿aprendió de sus errores?

-No cometí muchos errores porque conocía todo muy bien, pero mi estado de forma no era el adecuado porque acababa de salir de una lesión. Anna Noguera, la chica que me ganó, llegó a mejor nivel que el mio, pero sí es cierto que cometí algún error en la transición, pero esos pequeños errores no son los que me privaron de ganar la carrera, sino mi estado de forma.

-¿Cree que tiene posibilidades de ganarlo?

-No, hay que ser realista. Sería un sueño ganarlo y más en casa, pero soy realista y conozco a mis rivales. Es una carrera de muchísimo nivel y sé cuáles son mis condiciones. Me gustaría estar luchando por el top 10 y eso es lo que me gustaría. Si no es posible, sacar una buena carrera y disfrutar de una prueba de estas características, que va a ser increíble.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Me gustaría luchar por el top 10»