«Queremos soñar a lo grande»

Cinco atletas de Nairobi ponen en marcha un documental para contar cómo prepararon el Mundial de Duatlón casi sin medios. Buscan apoyos para seguir


pontevedra / LA Voz

Será la primera vez que pongan un pie en Galicia, ellos están acostumbrados a entrenar en las peores condiciones en Kenia, pero su sueño vale más que cualquier dificultad. Mañana llegarán a Pontevedra para competir el sábado en el Mundial de Duatlón. Apenas sin medios y con bicicletas presentadas llevan meses entrenando para participar en la prueba más importante del año en esta disciplina.

Quieren que todo el mundo sepa cómo se preparan y además buscan ayuda para poder completar su objetivo. «No queremos ser como los demás, queremos ser diferentes y soñar a lo grande», señalan al comienzo del vídeo Rompiendo Techos en el que narran su experiencia junto a su entrenador, Vicent Ochieng, director del Proyecto Deportivo Kibera, cuya misión es ayudar a los jóvenes duatletas a cumplir su objetivo. Entrena con ellos cinco horas diarias a 350 kilómetros de Nairobi. El mal estado de las carreteras les ha llevado a abandonar sus hogares temporalmente. Están dispuestos a casi todo. Kennedy Ocheng es uno de ellos. Tiene 23 años y cada día hace 20 kilómetros corriendo y 50 en bici. «Sé que los entrenamientos son duros y requieren trabajo y dedicación, espero estar entre los diez primeros», explica.

Los cinco atletas, que formarán parte de un equipo keniano de 26 personas, en Pontevedra, son Eddy Odhiambo y Kennedy Ochieng, Victor Odhiambo, Vincent Ochieng y Washington Otieno. Además de Washington, todos tuvieron su primera experiencia en carreras internacionales el pasado año en el Campeonato del Mundo de Fyn, en Dinamarca.

Este año buscan mejorar sus puestos y como contaba ayer desde Nairobi la corredora amateur chilena María Eugenia Matus «realmente lo que necesitan es equipamiento porque las condiciones en las que entrenan no tienen nada que ver con los atletas de alto rendimiento». Ella conoció a su entrenador Vicent Ochieng cuando organizaba el Triatlón Wildamn y se implicó para siempre en su causa. «Encontré súper bonito lo que hacían y me implique», comenta. Tradujo el vídeo con el que buscan recaudar fondos para material de competición y poder viajar a España.

Material prestado

Y es que como dicen en el vídeo, el valor de una bicicleta de competición es el doble de lo que disponen para todo el equipo. «Es muy difícil mantener un proyecto como este, pero son resistentes. El éxito para ellos sería la diferencia entre tener una buena vida o vivir toda su vida en un barrio pobre, por lo que siempre quieren más», comenta Vicent Ochieng, quien explica que «algunos amigos nos prestaron las bicicletas que hemos usado durante los últimos cuatro meses para prepararnos para los Campeonatos del Mundo, pero tendremos que devolverlos cuando regresemos y esperar nuevamente el próximo año».

De las cinco bicicletas que tienen para entrenar, tres son prestadas por amigos. Además pesan doce kilos y «se considera material de baja calidad, las mantienen fuera de las carreras de élite por lo que estarán en las de grupos de edad», reconoce María Eugenia. «El viaje ha sido financiado por nosotros, nos mantiene la fe, lo único que tenemos para seguir adelante cada día», explica uno de ellos en un vídeo. En el documental se recogen imágenes de sus entrenamientos y de la vida en el entorno de Nairobi, en donde buscan prosperar a base de pedaladas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Queremos soñar a lo grande»