Tomeza será la primera parroquia con composteros en cada vivienda

La próxima semana arrancan las reuniones informativas, y el reparto se hará en mayo


Pontevedra / la voz

El plan de compostaje de Pontevedra ya tiene su prevista su primera parada en el rural: la parroquia de Tomeza será la primera en incorporar el sistema doméstico a la rutina diaria de sus vecinos. El Concello iniciará a partir de la próxima semana las reuniones previas con los agentes sociales y los vecinos, y la idea es que el despliegue de composteros se hará en mayo.

La diferencia con los barrios en los que ya se ha puesto en marcha el nuevo sistema de gestión de los residuos domésticos -monte Porreiro, A Parda, Eduardo Pondal o Valdecorvos- es que en el rural no primará el compostaje comunitario sino que será mayoritariamente individual. La idea del Concello es repartir composteros individuales en todas las viviendas -unas 8.000 en total-, de manera que, como explicó ayer el concejal delegado de la parroquia de Tomeza, Alberto Oubiña, «se logre reducir ao máximo o movemento do lixo».

El calendario previsto para el despliegue en Tomeza arranca el próximo miércoles, día 17, con una reunión del consello parroquial en la que se expondrá el plan previsto y se buscará la complicidad de asociaciones y colectivos vecinales para que actúan como «axentes colaboradores». «Queremos tratar con eles -apuntó el concejal- cuestións como se é necesario complementar os composteiros individuais con centros de compostaxe comunitario e de ser así cal sería a ubicación idónea. E tamén resolver dúbidas. O principal obxectivo é ter á xente informada de primeira man».

Para lograrlo, todas las viviendas de Tomeza recibirán en los próximos días cartas con un díptico explicativo sobre el compostaje, una descripción de la campaña que se comenzará a poner en marcha el miércoles y la convocatoria delas charlas informativas abiertas a todos los vecinos.

Estas las impartirán técnicos de la Federación Rural Galega (Fruga) merced a un convenio firmado en su día con el Concello de Pontevedra y la Diputación, y aunque todas serán en el mismo lugar (el local social de Lusquiños), la convocatoria se hace por lugares. El 30 de abril, para los vecinos de Lusquiños; el 2 de mayo, para los de O Pobo, O Alcouce y Casal do Río; y el 3 de mayo están convocados los vecinos de A Carballa, O Marco, Pomariño, O Pombal, Valadiña y San Pedro. El objetivo es

«Nestas charlas poranse enriba da mesa aspectos como o modelo de xestión do lixo, os beneficios da compostaxe, as obrigas legais; como compostar na casa, que se pode botar e o que non no composteiro, ou as labores de inicio e mantemento», señaló el concejal.

Y una vez que se completen esas reuniones con los vecinos, arrancará el proceso de reparto de los composteros individuales, vivienda a vivienda. Serán alrededor de 400 en la parroquia de Tomeza. El gobierno local espera completar el reparto a lo largo del mes de mayo.

Los composteros los servirá directamente en cada vivienda la empresa catalana Alquienvas, a la que se le adjudicó el suministro. Personal de la Fruga hará visitas individuales casa por casa para explicar el sistema correcto de hacer el compostaje. A las visitas iniciales seguirán otras de control en los seis meses siguientes al despliegue inicial.

Alberto Oubiña: «Queremos estender ao rural o que xa funciona na cidade»

Pese a las voces discrepantes, el gobierno local de Pontevedra sostiene que el plan de compostaje funciona adecuadamente y que el ritmo de implantación en la ciudad es el adecuado.

Ahora se inicia el reto del rural, y en este sentido Alberto Oubiña subraya que «o obxectivo do proceso de implantación da compostaxe é estender ao rural o que está funcionando na cidade, un proxecto ilusiónante que mellorará o futuro dos que están por vir». Insistió en que se trata de un sistema «novidoso, que funciona e que mellora o país, a terra e o medio ambiente».

Si todo va según lo previsto, en dos años cada vivienda del rural podría disponer de su propio compostero. Según los cálculos de los técnicos que trabajan en el plan de compostaje municipal, una vez que esté completo el reparto y operativo el sistema en las quince parroquias, los composteros individuales podrían tratar en torno a 10.320 kilos diarios de residuos orgánicos, o lo que es lo mismo, serán unas diez toneladas al día que ya no será necesario trasladar a Sogama. La estimación, por tanto, es que los composteros individuales de Pontevedra lleguen a tratar en torno a 3.700 toneladas al año.

De momento, los composteros comunitarios ya instalados en el ámbito urbano -San Blas, Camiño de Ferro, Eduardo Pondal, A Parda y Ponte Boleira- trataron un total de 236,2 toneladas de residuos en su primer año de funcionamiento. Una cifra que, dado lo novedoso del sistema y el necesario cambio de hábitos que precisa, el gobierno local ve como un punto de partida ilusionante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tomeza será la primera parroquia con composteros en cada vivienda