Hacen falta chicas para el rugbi

El Rugby Pontevedra quiere competir la próxima temporada en la liga gallega


pontevedra / La Voz

Cada viernes ocho chicas acuden a última hora de la tarde a entrenar con el Rugbi Pontevedra. Por ahora solo hacen eso, pero su esfuerzo tiene una finalidad, poder competir el próximo año en la liga gallega de rugbi. En Pontevedra no hay equipos femeninos, así que todas las chicas que cumplen 18 años tienen que dejar la competición o cambiarse de ciudad para poder hacerlo.

La Federación Española de Rugby (FER) permite los equipos mixtos hasta la mayoría de edad, pero a partir de ahí deben competir en categoría masculina o femenina. Es ahí donde la ilusión de las deportistas se va desvaneciendo al no poder continuar en su ciudad. «Hay muchas niñas jugando al rugbi y luego se quedan sin equipo», comenta Eusebio Ribero, directivo de Rugby Pontevedra, que señala a Paloma Delgado como el alma de ese futuro equipo.

Esta joven lleva un año sin competición, después de haber estado media vida haciéndolo. Ahora espera que muchas chicas se interesen por ese equipo femenino y logren, por lo menos, llegar a las 15 jugadoras. «Es difícil encontrar mujeres que tengan compromiso para estar en el club», comenta Delgado, que a veces ve como solo van tres a entrenar. Sin embargo, Paloma no está dispuesta a tirar la toalla. «Entre las que estamos ahora hay de todo, yo llevo siete años, pero hay algunas que nunca jugaron, solo tres tenemos experiencia», comenta. Normalmente entrenan en Monte Porreiro los viernes a las 20.30, pero siempre que puedan cuadrar los horarios de todas y encuentren un campo donde practicar, fijan un día más. Ayer fue uno de esos días en los que las ocho podían quedar. Como mínimo hacen falta siete más. Tienen entrenador e instalaciones, solo falta plantilla para que esos cimientos que levanta el club desde las categorías base se conviertan en una estructura fuerte que habla en femenino.

Fuerte tirón

Desde el club esperan que el tirón de los últimos años anime a las mujeres, porque como dice Eusebio Ribera, aquí hay pasión por este deporte y los éxitos recientes son el mejor reclamo. El CRAT de A Coruña acaba de proclamarse campeón nacional y es un gran ejemplo de superación, pero sobre todo de equipo. En la liga gallega actual compiten cinco equipos, el actual campeón, que acabó la temporada con 38 puntos, y el Muralla Campus Ourense, Santiago RC, Coreti Lalín y Kaleido Universidad Vigo.

El mejor regalo para este décimo aniversario del Rugby Pontevedra sería poder competir con esos equipos y ampliar a seis los clubes femeninos. «Empezaron hace unos meses a entrenar y esperan lograr el objetivo», comenta Ribero. Están abiertos a todas las interesadas, aunque por el momento las chicas que están entrenando tienen una media de edad de 20 años. «También las hay mayores, pero sí es cierto que la mayoría estamos estudiando», comenta Delgado. No ha podido soltar el gusanillo de la competición y por eso busca reengancharse. «A mi me gusta este deporte por todo, pero sobre todo por los valores», recalca esta joven jugadora, que espera cumplir el sueño de todas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Hacen falta chicas para el rugbi