«Me lesioné al huir en el asalto, pero pudieron haberme matado»

El jugador del Visit Pontevedra, Horacio Cifuentes, regresó después de tres meses tratándose en Argentina de una luxación en el hombro


pontevedra / la voz

Horacio Cifuentes ha vuelto a la competición. Un asalto de madrugada en Chile el pasado mes de diciembre le apartó de la élite del tenis de mesa en el momento más dulce de su carrera. Acababa de quedar subcampeón en los Juegos Panamericanos y se disponía a celebrarlo con unos amigos antes de regresar a España para jugar con el Visit Pontevedra, de la Superdivisión. Salió a cenar y a tomar algo, pero cuando regresaba a casa, un hombre lo amenazó con una botella de cristal rota. Dejó atrás la cartera y el móvil y salió corriendo. En la huida sufrió una caída y se lesionó el hombro. «Tuve muy mala suerte, pero pensándolo bien, pudo ser peor, pudo haberme matado», confiesa Cifuentes, que ahora ya puede hablar abiertamente de lo ocurrido. «Al estar en Europa ando más confiado, pero en Sudamérica no es así, hay que saber moverse. En Argentina nunca me robaron porque sé por donde tengo que ir, pero en Chile, nada», asegura. Tras el incidente regresó a España al día siguiente para que lo examinase un médico y cuando se confirmó que sufría una luxación de hombro, volvió a Argentina para ser tratado y superar el dolor moral y físico.

El 10 de marzo regresó a España y a la competición. Desde que se fue hasta la jornada de su reaparición, la situación del Visit Pontevedra ha cambiado mucho. Están en último lugar con la seria amenaza del descenso. «Seguía al equipo por Facebook y por la página de la federación, pero tuvimos muy mala suerte, yo estuve seis partidos sin jugar», lamenta el internacional argentino, que estos días representa a su país en el Spanish Open World Tour, una competición similar a un torneo ATP de tenis, que se está celebrando en Guadalajara.

A sus 21 años, la agenda de este jugador profesional es extrema. La federación argentina le subvenciona a través de una beca deportiva su estancia en el centro de alto rendimiento de Oporto, donde reside. Compite con el Visit Pontevedra y con un equipo de la primera liga belga. «Estoy como en una doble competición, cuando no me coinciden los partidos, viajo a Bélgica a jugar», señala.

Pontevedra no fue su primer destino en Europa. Antes de desembarcar en el equipo de Monte Porreiro, probó suerte en Alemania y Austria, pero Cifuentes es claro: «Cómo me tratan en Pontevedra y Portugal no hay comparación, aquí hay un carácter más parecido al argentino».

Ofertas de clubes españoles

No sabe cuándo dejará Europa. Por ahora su papel está aquí y su pelea es por mantener al Visit Pontevedra en la élite. De no ser así, todo apunta a que Cifuentes hará las maletas. «Tengo dos ofertas de clubes españoles, si se salva seguiré aquí, pero si no es así, igual me voy», comenta el jugador argentino, que ante la posibilidad de seguir perfeccionando su juego en Asia, es rotundo: «No me adapté a Alemania ni a Austria, imagínate en Asia».

Los equipos de la Superdivisión están obligados a tener un jugador español y la doble nacionalidad de Horacio Cifuentes le permite ocupar esta plaza, lo que lo convierte en un caramelo para muchos clubes. Está en el puesto 110 del ránking mundial y es una pieza clave para el equipo pontevedrés. Al término de la liga española, viajará a Sudamérica para participar en los Juegos Panamericanos de Lima (Perú). Un primer puesto en la cita continental le daría el paso directo a Tokio 2020, verdadero objetivo de esta promesa del tenis de mesa. Si no lo consigue, seguirá luchando en la segunda ronda a principios de año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Me lesioné al huir en el asalto, pero pudieron haberme matado»