Reclaman infraestructuras y más personal para la Residencia de Maiores de Campolongo

El comité de empresa del centro denuncia que la falta de medios impide dar una atención digna a los usuarios y alerta de riesgos para la salud


Pontevedra / La Voz

Su queja no es nueva y de hecho ya se dirigió a dos conselleiros de Política Social, José Manuel Rey y Fabiola García. El comité de empresa de la Residencia de Maiores de Campolongo, en Pontevedra, se concentró este miércoles a las puertas del centro para reclamar a la Xunta más infraestructuras y personal para poder ofrecer una atención digna y segura a los 95 internos, en especial, a los que son dependientes, la mitad del total. Los trabajadores relatan que la Residencia se construyó en su día como un centro de personas válidas y se ha convertido en uno de personas asistidas «sen ningunha modificación das súas infraestruturas». Harto de falsas promesas, el comité de empresa exige a la Administración autonómica un cronograma con las inversiones detalladas para las obras. «Sabemos que esto no se va a hacer en un día», señaló la presidenta del comité, Carmen Buján. Por su parte, Alberto Panete, secretario del comité, leyó las palabras que pronunció la conselleira de Política Social cuando tomó posesión para recordarle que hay que dar una atención digna a los usuarios. Entre las muchas demandas, los trabajadores solicitan la creación de una enfermería en el centro, el replanteamiento de los ascensores por ser insuficientes, tomas de aspiración y de oxígeno en las habitaciones de asistidos, más baños geriátricos (solo hay uno en toda la planta de asistidos, dicen), mejoras en el departamento de cocina y modificación de los usos del montacargas. En este sentido, alertaron de que el montacargas «non pode ser máis polivalente, transporta o servizo diario de comidas aos andares de asistidos, transporta a roupa sucia e limpa a diario, transporta pedidos dos almacéns, ferramentas e enseres do servizo de mantemento, lixo e cartonaxes, e a usuarios asistidos en camillas, sendo o único medio para o traslado de residentes finados», aseguraron.

Por su parte, desde la Consellería de Política Social señalaron este miércoles por la tarde que el 20 de marzo está prevista en Santiago una reunión con el comité de empresa de la Residencia de Maiores de Campolongo, una entrevista que estaba fijada con anterioridad a la protesta. Un portavoz del departamento de la Xunta reconoció que el centro es «mellorable», pero garantizó que se presta una atención «de calidade». Aludió a que se realizaron algunas mejoras como un nuevo comedor y un sistema de extracción. Respecto a los ascensores, indicó que existen dos y que funcionan con normalidad, tras subsanarse una avería en uno. Política Social negó que exista falta de personal en la Residencia, asegurando que se «cumpren as ratios». El montecargas, una de las mayores quejas del comité de empresa, pasó, según la consellería, una inspección de Sanidade el pasado agosto. Aunque sí admitió los usos que citan los trabajadores, dejaron claro que nunca a la vez se transportan personas y alimentos, y que la comida siempre va en bandejas y nunca al aire. El departamento de la Xunta tiene en estudio un proyecto de mejora integral de la Residencia, centrado en las zonas de los usuarios asistidos y que incluye una enfermería y tomas de oxígeno en las habitaciones, entre otras prestaciones. No obstante, no concretó ni fechas ni presupuesto. Ese proyecto también contempla un tercer ascensor.  

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Reclaman infraestructuras y más personal para la Residencia de Maiores de Campolongo