Ratifican la sanción al Puerto por un relleno con residuos contaminantes

El Juzgado rechaza el recurso de la entidad que preside Sagrario Franco contra la multa de Medio Ambiente


vilagarcía / la voz

El magistrado del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número 1 de Pontevedra ha rechazado, en sentencia de fecha 28 de febrero, el recurso interpuesto por la Autoridad Portuaria de Vilagarcía contra la sanción que en el 2015 le imponía la Consellería de Medio Ambiente por una infracción grave en materia de residuos y suelos contaminados al realizar un relleno en el mar con materiales procedentes de obras ferroviarias. Materiales acumulados en el 2014 en el muelle de O Ramal y empleados en su día en la dársena 2 del muelle de pasajeros, con la Plataforma en Defensa da Ría de Arousa presentando denuncia en el Servicio de Protección de la Naturaleza, Seprona. Un informe de dicho cuerpo calificó entonces de tóxicos dichos residuos, al referir entre los mismos desde hormigón y plásticos hasta aglomerado asfáltico, dando lugar a un expediente de la Consellería de Medio Ambiente culminado con una sanción de 20.000 euros y la obligatoriedad de reponer la obra en cuestión a su estado original.

El titular del juzgado pontevedrés confirmó la multa, pero mantiene en el aire la reversión del relleno. Considerando la resolución del 12 de mayo del 2017 de Medio Ambiente dejando en suspenso la obligatoriedad de la reposición hasta la culminación de las obras de reparación, adjudicadas en mayo del 2015, el magistrado dicta que «queda fuera del objeto de este pleito la determinación de la posibilidad o no de ejecutar dicha reposición de los terrenos, así como la mejor manera de hacerlo», señalando que «la Xunta habrá de dictar en el futuro una nueva resolución sobre esta concreta cuestión, y si el Puerto discrepa de su contenido podrá impugnarla en el nuevo proceso».

Tirón de orejas a la Autoridad

Además de dar por acreditada la condición contaminante de los materiales empleados en las obras de la dársena 2 con escombros de las obras del tren, desde el juzgado pontevedrés se destaca también que el vertido realizado por el Puerto en la dársena 2 merecía la calificación de obra mayor por su gran volumen. Y en su argumentación tira de comparativa, señalando que «el vaso de una piscina olímpica tiene un volumen de 2.500 metros cúbicos», mientras «para esta obra se vertieron al mar unos 7.000». Y a pesar de ambas circunstancias, la Autoridad Portuaria reconoció en el juicio no haber redactado proyecto técnico de obra alguno, ni hecho ningún trámite ambiental, señala el magistrado. El Puerto mantiene que su actuación fue correcta, y anuncia que recurrirá la sentencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Ratifican la sanción al Puerto por un relleno con residuos contaminantes