Diecisiete de cada cien viviendas de la ciudad permanecen vacías

El porcentaje es superior al de Vigo, pero menor que el de Ourense, Lugo o Ferrol


pontevedra / la voz

Diecisiete de cada cien. Ese es el porcentaje de viviendas vacías que, según un estudio de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) hay en el municipio de Pontevedra. ¿Son pocas o son muchas? El porcentaje es más elevado que el de las dos grandes urbes gallegas, Vigo y A Coruña, donde únicamente están deshabitadas el 12 y el 14 % de las viviendas respectivamente. Pero también es cierto que, a tenor de estos datos, Pontevedra no tiene tantas casas sin gente como Ourense, Lugo o Ferrol. Y, con Santiago, la Boa Vila está prácticamente empatada.

En Pontevedra, según Fegein, que se basa en datos del catastro, existen un total de 39.568 viviendas. De ellas, 6.886 están vacías. Para hacerse una imagen mental de lo que supone esto, se puede recurrir a una comparativa. Hay tantas casas deshabitadas en Pontevedra como viviendas tiene todo el municipio de Bueu.

En la comarca

El porcentaje de casas desocupadas es similar al de Pontevedra en buena parte de los concellos de la comarca. Marca la diferencia algún término rural con peso específico de la emigración, como el caso de A Lama, donde según Fegain el 23 % de las viviendas están desocupadas. Paradójicamente, hay otras zonas rurales con porcentajes de casas vacías bastante bajo, como Campo Lameiro (solamente ocho de cada cien) o Cotobade (con nueve de cada cien). En Sanxenxo, la tierra de la segunda residencia por excelencia, las cifras son muy similares a las de la Boa Vila. Así, el 17 % de las viviendas están sin ocupar y hay un parque inmobiliario de 16.900 casas.

Al preguntar a la citada federación inmobiliaria qué entiende por casas vacías, Benito Iglesias, su portavoz, habla de la siguiente manera: «Se computan tanto las que permanecen en buen estado como aquellas donde solamente quedan ya las cuatro paredes y el techo, es decir, que difícilmente podrían entrar en el mercado del alquiler, por poner un ejemplo. Son los últimos datos publicados por el catastro». Iglesias también tiene claro por qué es difícil que baje ese porcentaje de inmuebles vacíos que hay en todas las ciudades gallegas, entre ellas Pontevedra: «Hay un buen número de normativas, tanto autonómicas como estatales, que no ayudan a que los propietarios pongan sus pisos en el mercado, para venta o para alquiler. Acaba de aprobarse el decreto del alquiler del Gobierno y tenemos más de lo mismo. Se penaliza al propietario en vez de animarle e incentivarle y estimularle con bonificaciones para que entre en el mercado inmobiliario. La burocracia es interminable y no se le da seguridad jurídica alguna», señaló.

En Pontevedra, al igual que en otras ciudades gallegas, podría decirse esa frase que quedó en la memoria de los tiempos de la crisis: gente sin casas y casas sin gente. Porque, así como hay pisos deshabitados, hay también vecinos que no topan alquiler.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Diecisiete de cada cien viviendas de la ciudad permanecen vacías