Los viales estatales en la provincia registran 16 heridos a la semana

Pontevedra superan el doble del número de accidentados de A Coruña


pontevedra / la voz

Las carreteras de la red estatal en la provincia de Pontevedra no solo son las que registran el mayor número de tramos de concentración de accidentes (TCA) de España en viales de Fomento. También son las estatales que contabilizan el mayor índice de heridos en Galicia. Con mucha diferencia. Los datos del 2017, el último ejercicio, que figuran en un reciente informe del Gobierno en el Congreso a petición del diputado de Ciudadanos Fernando Navarro, desvelan que cada semana se registraron hasta 16 heridos en esta clase de viales pontevedreses. Una cifra que llama la atención de forma exponencial frente al resto de las tres provincias gallegas. A Coruña, con doscientos mil habitantes más y también atravesada por la autopista AP-9, tiene un número de lesionados mucho menor. Y es que Pontevedra, según el último registro, no solo duplica el número de heridos en sus carreteras dependientes o de titularidad de Fomento. Es que supera incluso ese baremo en términos absolutos.

El liderazgo de la provincia de Pontevedra como la más accidentada de Galicia es un hecho en todos los años del informe al Congreso. El 2016 fue el ejercicio con una menor incidencia desde el 2014, pero aún así hubo 712 heridos de diversa consideración en los viales estatales pontevedreses. La media bajó a los trece lesionados por semana, para repuntar de forma notoria al ejercicio siguiente. Es una secuencia de altibajos en las estadísticas que también se reprodujo en A Coruña y Lugo. Ourense es la excepción. Prácticamente quedó igual entre los dos últimos años del informe que, sin embargo, aportan cifras más altas que las del 2014 y 2015.

Caída de los lesionados graves

En cuanto a la clasificación de los heridos, el informe del Congreso precisa que en el 2017 en Pontevedra se atendieron en viales estatales a un total de 807 personas como heridos leves frente a 39 con la consideración de graves. Estos últimos conformaron un 4,6 % del total anual. La cifra de accidentados es abultada, pero el número de atendidos por lesiones de gravedad sí ha descendido con respecto a ejercicios anteriores. Tómese por ejemplo como referencia el 2015 cuando hubo 59 heridos graves en la red estatal de carreteras en la provincia. Lugo, con muchos menos siniestros contabilizados, estuvo cerca de emular a la provincia pontevedresa en cuanto a heridos graves, porque en el 2017 se contabilizaron hasta 31 casos.

En su evaluación de la seguridad de sus vías, el Estado sostiene que la accidentalidad en función de su exposición al riesgo de fallecer en viales estatales en Pontevedra se ha reducido en un -33,3 % desde el 2014, porque el índice de siniestros mortales ha caído del 0,3 al 0,7. En este período perdieron la vida 36 personas.

La más peligrosa de las provincias gallegas, en este sentido, es A Coruña, con 42 fallecidos en sus viales estatales. Sus cifras de heridos graves también son superiores a los pontevedreses, ya que tanto en el 2016 como en el 2017 allí se produjeron 48 casos. El índice de mortalidad es el más alto de Galicia, situado en un 0,4.

El informe facilitado en el Congreso no entra a describir cuáles son las causas más habituales de accidentes. No obstante, si se tiene en cuenta las circunstancias más habituales, estas suelen ser velocidad, consumo de alcohol o drogas al volante, uso del móvil, cansancio, distracción y entrada de animales en la calzada, entre otros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los viales estatales en la provincia registran 16 heridos a la semana