Sufre un accidente ebrio en Pontevedra y se marcha diciendo que cada uno pague sus daños

La Audiencia confirma la multa de 1.080 euros y la retirada del carné de conducir durante un año y un día


Pontevedra / La Voz

Un vecino de Pontevedra acaba de ser condenado a pagar una multa de 1.080 euros por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y verse implicado en un accidente del que se ausentó sin dar demasiadas explicaciones. De igual modo, se le impone un año y un día de retirada del permiso de conducir.

Los magistrados consideran acreditado que, la tarde del 19 de mayo de 2017, conducía un Seat Ibiza por el carril interior de la rotonda del cruce de la avenida de Vigo con la N-550: «Lo hacía con sus facultades psicofísicas disminuidas por una ingesta previa de bebidas alcohólicas», refiere la resolución.

Como consecuencia de su estado, al cambiar de carril para salir de la glorieta hacia San Blas, no se percató de la presencia de un Citroën C5, al que golpeó en la aleta delantera izquierda. Fue entonces cuando el pontevedrés, «que tenía dificultades para hablar y para mantener la verticalidad del cuerpo, abandonó el lugar no sin antes decirle al conductor contrario que cada uno pagaría sus desperfectos».

Lo cierto es que el acusado se desplazó hasta un bar, donde consumió un vino y donde, unas dos horas más tarde, lo localizó una patrulla de la Policía Local. Sometido a las pruebas de alcoholemia, estas dieron positivo determinando que duplicaba la tasa legal permitida.

Paralelalmente, los agentes percibieron que su interlocutor presentaba la cara enrojecida, le costaba hablar, no recordaba bien el accidente y tenía halitosis alcohólica. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sufre un accidente ebrio en Pontevedra y se marcha diciendo que cada uno pague sus daños