«A natureza está toleando»

En los viveros los geranios están en flor, hay que regar a diario los cultivos y los frutales ya están brotando


pontevedra / la voz

La conversación está por todas partes. «Parece primavera, menudo desengaño nos vamos a llevar cuando vuelva el invierno», se oye en cada esquina. Efectivamente, cuesta volver a pensar en el frío y la lluvia después de que en jornadas como el domingo se alcanzasen los 26,8 grados. Y no solo le cuesta a los humanos. Propietarios de viveros, productores de hortalizas o técnicos de la estación fitopatológica de Areeiro señalan que el tiempo está engañando sobremanera a los cultivos, frutales o plantas ornamentales, que han adelantado sus procesos y ya están con brotes o con flores. Si ahora vienen heladas, probablemente todo ello quedará arrasado. Venancio Outeda, propietario del vivero O Piñeiro, resumía así la situación: «Nas Rías Baixas a natureza está descontrolada, anda toleando ao igual que tolea o tempo».

Empecemos por lo que cuentan desde este vivero ubicado a las afueras de Pontevedra. Indica Venancio Outeda que ahora mismo están ya vendiendo planta de primavera totalmente en flor, como el caso del geranio, cuando lo habitual es que esta especie estuviese así dentro de un mes o algo más. «As plantas están convencidas de que é primavera. Eu poño unha comparación. Imaxina que a un neno lle prendes a luz no medio da noite e lle dis que pode levantarse, que é de día. Imaxina que logo lle explicas que non, que ten que seguir durmindo que volve ser noite... ¿iso acabará ben? Eu dubídoo.», explica el citado empresario.

;
Galicia, «inundada» de chorima A flor do toxo arnal tingue de amarelo estes días os montes galegos. É unha especie moi galega pero tamén invasora

«Rego a horta como no verán»

¿Cómo se ve la cosa en cuanto a los cultivos? Habla Manolo Blanco, un productor de hortalizas ecológicas de Campo Lameiro. Planta en una extensión de 4.000 metros cuadrados en Parada de San Isidro y señala lo siguiente:

«Agora mesmo todo o que sementas nace e medra a unha velocidade impresionante, porque, efectivamente, parece primavera. O problema é o que vai vir despois. Porque se non chove imos ter moitísima seca e se chove o problema é que virán treboadas e posiblemente levarán por diante todo o que agora está a brotar», indica. Luego, subraya que él ya está regando: «Teño brócoli, coliflor, chícharos ou tirabeque e estou regándoos como se fose verán. Veño agora mesmo de regar e rego a diario. E estamos empezando marzo...», indicaba ayer a media mañana.

Tampoco anda demasiado contento con el tiempo y su influencia en los cultivos un productor de Cotobade llamado Manuel Martínez. En el 2014 hizo una llamativa apuesta. Se decantó por poner una plantación de arándanos, que ahora complementa con el cultivo de otros frutos rojos como la frambuesa, la fresa, la grosella o la uva espina. Dice que las cosas no le fueron mal la campaña anterior. Pese este año duda sobre cómo le va a ir a los arándonos: «Teño as plantas xa brotando e iso non é o habitual a estas alturas. Deberían empezar a facelo a finais de marzo. O principal risco é que veñan treboadas ou xeadas despois de brotar a planta. Por outra banda, a nós tampouco nos interesa que se adiante a colleita, porque senón coincide co período no que hai máis arando de fóra. Canto máis se retrase para nós é mellor, porque é máis demandado. Todo depende da primavera».

«Os grelos e o resto da verdura xa nada, anda toda con flor a estas alturas», dice un productor

Los ciruelos rojos que alegran Raíña Victoria

Totalmente en flor están ya muchos de los árboles de los espacios públicos pontevedreses. Es el caso del los prunus pisardi o ciruelos rojos que adornan la calle Raíña Victoria. Aunque estos ejemplares de por sí suelen florecer pronto, lo habitual es que esperasen unos quince o veinte días más para hacerlo. Pero, al compás del calor, ya están dando colorido a la calle. En algunos jardines municipales todavía duran las flores de verano. Lo normal es que el frío hubiese acabado con ellas. 

El impacto del sakura gallego: «No he visto nada igual en 47 años»

Xavier Fonseca

El 26 de febrero del 2019 ocupará un lugar destacado en la historia de la climatología en Europa. Se registraron nuevos y sorprendentes récords de temperatura máxima por todo el continente

Si el Reino Unido superó el lunes por primera vez en un invierno la frontera de los 20 grados, ayer rebasó los 21. En Galicia el termómetro dio un último subidón, hasta alcanzar los 27,9 en la localidad ourensana de Leiro. Un valor que se suma a los registros históricos medidos en las estaciones de A Coruña, Ourense y Pontevedra.

Estas condiciones, más propias del estío que de la primavera, han tenido consecuencias en la vegetación. El calor fuera de época ha confundido a muchas especies y algunas han despertado. En el pazo de Faramello, el conocido como «sakura gallego» ha llegado mucho antes de lo esperado. «Llevo aquí 47 años y nunca he visto una floración tan temprana. Lo habitual es que se produzca a partir de la segunda mitad de marzo. Ahora mismo están floreciendo magnolios, camelios y también los ciruelos japoneses», confiesa Gonzalo Rivero de Aguilar, propietario del pazo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«A natureza está toleando»